Sin categoría

¡Cuídese de las Encuestas de Opinión!

28 Dic , 2006  

Consejos de ICFJ: ¿Manipuladores de opinión o herramientas analíticas útiles?

Es un sábado lento. Usted está sentado en su escritorio de redacción cuando un cartero sin aliento le entrega un paquete. Usted está pensando en el espacio para llenar en la página tres mientras que abre el paquete y ve las palabras:
”Nueve de cada 10 personas entrevistadas favorecen los impuestos de salud”

“¡Qué bueno!” exclama, listo para escribir la historia. Pero espere. Antes de que usted ponga la el material en la prensa o en el aire hay algunas preguntas que usted siempre debe hacerse cuando recibe un resultado de encuentas de opinión. Los siguientes indicadores vienen del Consejo Americano de Encuestas Públicas.

¿Quién hizo la encuesta y quién pagó por ella?
Hagámosle frente, la verdad es que la gente no paga por hacer una encuesta por pura curiosidad. Descubra si fue un partido político que intentaba hacer que la oposición se viera mal. Vea si era un grupo de interés público tratando de probar una posición previamente determinada. Deje a su audiencia saber lo que usted encuentra.

¿Cómo seleccionaron a los encuestados?
Diga a lector qué método se utilizó en la encuesta: una muestra escogida al azar, que se basa en probabilidad, o una muestra científica. Las encuestas basadas en entrevistas de la calle, no importa cuán extensas parezcan, no son científicamente válidas; la muestra es demasiado pequeña y la posibilidad de error es demasiado grande. Las muestras de la calle son muestras aleatorias de sólo un puñado de gente

¿Cómo entraron en contacto con los encuestados?
¿Pueden los encuestadores conseguir una verdadera representación si utilizaron el teléfono en áreas donde solamente una de cada 15 casas tiene teléfono? ¿Los inspectores se introdujeron en el campo? ¿En las aldeas? ¿En los barrios pobres?

¿Cuándo fue realizada la encuesta?
Esto es importante porque las noticias pueden variar. Por ejemplo, la encuesta pudo haber sido realizada antes de que el presidente diera un discurso importante sobre salud, que cambió la percepción del público.

¿Cuál fue el margen del error?
Esto lo debe proporcionar la empresa encuestadora. El Consejo Americano de Encuestas Públicas dice que un margen de error de tres por ciento en una encuesta nacional significa que si esa misma encuesta incluyese respuestas de todos los adultos del país, las respuestas caerían entre un tres por ciento positivo o negativo. Esto es especialmente importante cerca de las elecciones, donde un candidato puede ser favorecido por solamente algunos puntos.

Sin categoría

La creciente influencia del periodismo digital obliga a cambios que incluyen al tradicional premio Pulitzer

27 Dic , 2006  

Ante la creciente publicación de artículos periodísticos especiales para Internet, el comité de los prestigiosos premios Pulitzer decidió ampliar sus normas para aceptar más candidaturas de notas digitales. Esta reforma se hacía necesaria, ya que cada vez hay más diarios estadounidenses que ofrecen información actualizada en la web las 24 horas, como el USA Today y el Chicago Tribune. El problema que les queda por resolver a los periódicos digitales es encontrar la forma de hacer rentable el servicio que ofrecen por Internet. Información publicada por el diario Infobae (Argentina)

La industria editorial se transforma mucho más rápido de lo que se anticipaba debido a la tecnología y a los cambios en las tendencias publicitarias

El año 2006 ha sido un año de altibajos para los periódicos de los Estados Unidos, en el que la mayoría de rotativos han visto crecer sus audiencias digitales y disminuir sus ingresos publicitarios.

Ambos fenómenos muestran las dos caras de una misma moneda, según los expertos consultados, quienes consideran esa conjunción de factores una de las grandes historias del sector en el año que toca a su fin.

“La industria se transforma mucho más rápido de lo que se anticipaba debido a la tecnología y a los cambios en las tendencias publicitarias”, afirmó Scott Bosley, director ejecutivo de la Sociedad Estadounidense de Directores de Periódicos.

La tendencia de numerosos diarios, entre ellos el ‘USA Today’ y el ‘Chicago Tribune’, a combinar las redacciones de sus versiones digitales e impresas o establecer un ciclo ininterrumpido de noticias 24 horas es un buen reflejo de ese acelerado cambio tecnológico al que se refiere Bosley.

A ese indicio se suma la explosión de nuevos ‘blogs’ en los sitios de los periódicos y la omnipresencia de los vídeos en Internet, alentada por el éxito de YouTube.

Mayoría de edad de la Red
Mientras tanto, el comité de los prestigiosos premios Pulitzer, los Oscar del periodismo, decidió ampliar sus normas para aceptar más candidaturas de artículos digitales.

La creciente tendencia de los sitios de Internet a ser los primeros en dar ‘la noticia’ y las alianzas de periódicos con gigantes de la web, como Google y Yahoo!, confirman que la Red ha alcanzado la mayoría de edad.

El problema, recuerdan los analistas, es que los periódicos todavía no saben cómo ganar suficiente dinero con Internet.

Si a eso se añade el que muchos anunciantes han optado por un enfoque más personalizado, ante el mayor número de plataformas digitales y la existencia de bases de datos que permiten llegar exactamente al público deseado, el problema está servido.

Pero expertos como Irwin Gratz, ex presidente de la Sociedad de Periodistas Profesionales (SPJ), no pierden el optimismo y se muestran convencidos de que animados por un mayor sentido de urgencia los periódicos encontrarán pronto un nuevo modelo para rentabilizar sus aventuras digitales.

Menos plantilla
Otro de los asuntos que acaparó titulares fue la reducción de plantillas, que afectó hasta a los rotativos de mayor solera, como ‘The Washington Post’ y ‘Los Angeles Times’.

Relacionada con esos recortes está la caída de Dean Baquet, el primer director negro de ‘Los Angeles Times’, y Jeff Johnson, editor del rotativo, que se vieron forzados a dimitir tras negarse a ejecutar los despidos que exigía Tribune, propietaria del diario.

Los recortes laborales provocaron sonadas peleas sindicales, en la que podría considerarse la cuarta gran historia del año y que estuvo a punto de llevar a la huelga a los periodistas del ‘Philadelphia Inquirer’.

Gratz destaca que esos recortes preocupan, ya que hay menos medios capaces de producir material original y, por lo tanto, marcar la agenda informativa.

Año movido
El 2006 fue además un año en el que el Gobierno estrechó el cerco a los periodistas al castigar con citaciones judiciales y amenazas de encarcelamiento la negativa de los reporteros a revelar sus fuentes.

En esa tesitura se han encontrado, entre otros, Lance Williams y Mark Fainaru-Wada, dos reporteros del ‘San Francisco Chronicle’, el columnista del ‘The New York Times’ Nicholas Kristof, y la ex reportera del ‘Times’ Judith Miller.

La venta de la mayoría de los 32 periódicos del grupo editorial Knight Ridder —propietaria entre otros del ‘Miami Herald’— a la compañía estadounidense McClatchy hizo correr también ríos de tinta.

Escándalos
También acaparó titulares el ‘Miami Herald’, que se vio envuelto en un escándalo relacionado con la aparición pagada de dos de sus periodistas en Radio y TV Martí, dos medios del gobierno de EEUU.

Además, el ‘The New York Times’ volvió a destacar al destapar otro caso de espionaje gubernamental, en este caso de cuentas bancarias.

Otro de los grandes temas del año fue la desaparición de los listados accionariales y la programación televisiva de muchos periódicos, que decidieron eliminar el servicio ante la facilidad de encontrar esos datos en la Red.

El secuestro de la periodista Jill Carroll en Irak, su posterior liberación y el relato de su experiencia en primera persona acapararon también grandes titulares y audiencias récord.

Sin categoría

Personaje del año son los internautas según la revista Time

19 Dic , 2006  

La revista estadounidense Time distinguió como la “Persona del Año 2006” a los internautas, por “tomar las riendas de los medios globales y por fundar y elaborar la nueva democracia digital”. El editor Richard Stengel dijo, dirigiéndose al público que se informa por Internet, “ustedes son los que están transformando la era de la información”. El objetivo de la distinción, aclaró Time, es “elegir a la persona o personas que más afectaron a las noticias y a nuestras vidas, para bien o para mal, y que representa lo más importante del año”. El escritor de críticas literarias y de artículos sobre tecnología, Grossman, comentó que, como nunca antes, se ha observado que los creadores y consumidores de contenidos de sitios de Internet “mostraron una gran comunidad y colaboración”.

Para la revista Time, la “Persona del Año” son “ustedes” por el crecimiento y la influencia de contenidos de sitios de internet como blogs (diarios personales en la red), el portal de videos compartidos YouTube y la popular red social MySpace.

“Por tomar las riendas de los medios globales, por fundar y elaborar la nueva democracia digital, por trabajar por nada y por derrotar a los pros en su propio terreno, la Persona del Año del 2006 para Time son ustedes”, escribió Lev Grossman

La revista ilustró con un espejo la portada de su edición de la “Persona del año”, “porque literalmente refleja la idea de que ustedes, no nosotros, están transformando la era de la información”, dijo en un comunicado el editor Richard Stengel.

“Ustedes” venció a candidatos como el presidente iraní Mahmoud Ahmadinejad, el de China Hu Jintao, el líder norcoreano Kim Jong-il y a James Baker, el ex Secretario de Estado norteamericano.

Time ha nombrado a su persona del año desde 1927 y la tradición se ha convertido en una fuente de especulación cada año, así como de controversia por elecciones impopulares como Adolf Hitler en 1938 y el Ayatolá Jomeini en 1979.

El objetivo es elegir “a la persona o personas que más afectaron a las noticias y a nuestras vidas, para bien o para mal, y que representan lo más importante del año”.

Grossman dijo que los creadores y consumidores de contenidos de sitios de internet mostraron una comunidad y colaboración que no se había visto antes.

“Es sobre muchos arrebatándole el poder a los pocos que lo ostentan y ayudarse unos a otros sin esperar nada a cambio y sobre cómo eso no sólo cambiará al mundo, sino también la manera en que el mundo cambia”, dijo Grossman, quien escribe en Time críticas literarias y artículos sobre tecnología.

“La herramienta que hace esto posible es la red de redes. Es una herramienta que une las pequeñas contribuciones de millones de personas y las mejora”, añadió.

MySpace, adquirida por el gigante News Corp. el año pasado por 580 millones de dólares, tiene más de 130 millones de usuarios alrededor del mundo, con 300.000 nuevos miembros diarios, mientras YouTube, portal que compró el buscador de internet Google Inc. el mes pasado por 1.650 millones de dólares, registra unas 100 millones de visitas diarias.

“A través de los blogs y los videos nos llegan hechos en formas que usualmente son más inmediatas y auténticas que los medios tradicionales”, dijo Stengel.

“Los periodistas tenían antes la competencia exclusiva de trasladar a la gente a lugares donde nunca había estado. Pero ahora una madre en Bagdad con un videoteléfono puede hacernos ver la explosión de una bomba o el dueño de un club puede mostrarnos un exabrupto racista de un comediante famoso”, agregó.

En 2005, las personas del año de Time fueron el hombre más rico del mundo, Bill Gates, su esposa Melinda, y el cantante irlandés Bono por ser buenos samaritanos, mientras que en el 2004 el personaje fue el presidente de Estados Unidos, George W. Bush.

Sin categoría

Veinte años después del asesinato de Guillermo Cano

15 Dic , 2006  

Remite:
Fundación para la Libertad de Prensa, FLIP

El 17 de diciembre de 2006 se cumplen 20 años de la desaparición del director del diario ‘El Espectador’, Guillermo Cano Isaza, asesinado en Bogotá por carteles del narcotráfico.

Cano Isaza nació en Medellín en 1925 y ejerció el periodismo por
más de cuatro décadas. Desde los 17 años se vinculó al entonces diario bogotano (hoy semanario) como cronista. Más adelante, fue director del medio, posición que ocupó hasta el día de su muerte. Fue un referente obligatorio del periodismo colombiano y un acérrimo crítico de los principales problemas del país, como la corrupción, el narcotráfico y la violación de los derechos humanos. En concordancia con esta
actitud, fue un asiduo defensor de la libertad de prensa.

Estas características lo hicieron merecedor de varios galardones
nacionales e internacionales, entre ellos el Premio Nacional de Periodismo ‘Simón Bolívar’ por su columna dominical ‘Libreta de apuntes’. De la mano de Guillermo Cano, ‘El Espectador’ denunció sin descanso a los narcotraficantes de los carteles de Medellín y Cali, apoyando abiertamente su extradición a los Estados Unidos.

Esta actitud frente a los grandes capos de la droga le costó la vida.
El 17 de diciembre de 1986, a 7 de la noche, luego de salir de las instalaciones del periódico, dos sicarios a bordo de una motocicleta se acercaron a su camioneta, lo acribillaron y huyeron.

Su asesinato fue el inicio de una arremetida que el cartel de
Medellín, encabezado por Pablo Escobar Gaviria, emprendió contra ‘El Espectador’ por considerarlo su enemigo. Como resultado fueron asesinados otros periodistas y algunos funcionarios administrativos del periódico; unos más debieron exiliarse fuera del país después
de recibir amenazas. Adicionalmente, el dos de septiembre de 1989 la
sede central de ‘El Espectador’ en Bogotá fue destruida parcialmente con un carro-bomba, al igual que una sede de distribución en otro sector de la capital.

Una investigación saboteada

La investigación del asesinato de Guillermo Cano se adelantó en medio
de innumerables presiones e irregularidades. Las autoridades señalaron como presuntos autores intelectuales a los narcotraficantes Pablo Escobar, Gonzalo Rodríguez Gacha y Evaristo Porras (los dos primeros fueron posteriormente dados de baja por las autoridades). El equipo de abogados de Escobar impidió que el caso se trasladara al sistema de justicia ‘sin rostro’. Así, los investigadores y jueces fueron
identificados para sobornarlos, intimidarlos o asesinarlos.

Álvaro García Saldarriaga, uno de los autores materiales, fue asesinado por los mismos miembros del cartel de Medellín. Los demás implicados fueron María Ofelia Saldarriaga, Pablo Enrique Zamora, Carlos Martínez Hernández y Luis Carlos Molina Yepes. Un año después del atentado, se declaró inocentes a los tres primeros y culpable a Molina Yepes, quien después de varias rebajas de penas pagó una condena de seis años.

En homenaje, La Fundación Guillermo Cano Isaza realizará una serie de actos de conmemoración sobre la vida y obra del destacado periodista, que comenzarán el próximo lunes 18 de diciembre de 2006 con una misa de aniversario de su muerte. A este evento se suman otras actividades, entre las cuales se encuentran la celebración del ‘Premio Mundial de Libertad de Prensa Guillermo Cano 2007’, que preside la Unesco; la presentación de un informe sobre el ejercicio del periodismo en los últimos 20 años y la instauración de la cátedra Guillermo Cano, con el apoyo de varias facultades de comunicación social de universidades de Antioquia. Marisol Cano Busquets, directora de la fundación y sobrina del periodista, dijo a la FLIP que estas actividades buscan “reafirmar el tipo de periodismo que ejerció Guillermo
Cano: independiente, libre y con ideas claras, para mostrarlo a las nuevas generaciones de periodistas”.

La FLIP se une a la conmemoración del vigésimo aniversario de la desaparición de Guillermo Cano Isaza y acompaña a sus familiares y amigos en esta fecha.

La influencia de Guillermo Cano en el periodismo colombiano sigue vigente, y su anhelo de un periodismo libre en Colombia alimenta el esfuerzo de organizaciones como la FLIP.

*Fuente: Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP), Bogotá, www.flip.org.co

Sin categoría

Televisa y TV Azteca se unen para impedir la entrada de nuevos participantes en el mercado de la televisión mexicana

15 Dic , 2006  

Las dos televisoras mexicanas Televisa y TV Azteca, rivales comerciales hasta el momento y virtuales monopolistas de dicho mercado, se aliaron para acrecentar su poder político e impedir el ingreso de General Electric y Grupo Xtra, como nuevos competidores en el sector. El gasto publicitario en México, según un informe de Price Waterhouse Coopers (PWC) continúa en aumento y “será una de las mayores fuentes de riqueza económica y política en los siguientes años”.

Por su parte, la Comisión Federal de Competencia (CFC) tanto como el Banco Mundial consideran necesaria la competencia, para “crear oportunidades para el desarrollo de canales de televisión abierta alternativos”. El senador del partido Verde Ecologista, Javier Orozco, impulsor de la ley Televisa, justificó la campaña de las dos televisoras.

Televisa y Tv Azteca, aliadas para bloquear a nuevos competidores
Se defienden para resguardar el negocio televisivo, altamente concentrado, que se proyecta como una de las mayores fuentes de riqueza económica y política en los siguientes años

Con la fuerza de su poder político, acrecentado en los últimos años, el duopolio de la televisión privada en México ha logrado erigir barreras para la entrada de nuevos participantes a un mercado que, según proyecciones de especialistas y autoridades, será una de las mayores fuentes de riqueza económica y política en los siguientes años.

El más reciente capítulo es el esfuerzo tras bastidores que Televisa y Televisión Azteca realizan para impedir que la trasnacional General Electric y su socio mexicano Grupo Xtra ­del empresario Isaac Saba­ obtengan un permiso del gobierno federal para desarrollar contenidos y participar en la posible licitación de un nuevo canal de televisión.

Son ambos temas, el desarrollo de contenidos y la posibilidad de que exista una tercera opción de televisión abierta comercial, los que han unido a Televisa y Tv Azteca, rivales comerciales, en la defensa de un negocio altamente concentrado, criticado por autoridades y que opera en contra de las experiencias internacionales de protección de consumidores.

Según la Comisión Federal de Competencia (CFC), “”resulta necesario crear oportunidades para el desarrollo de canales de televisión abierta alternativos que introduzcan mayor competencia en las actividades comerciales de los operadores establecidos, al tiempo que contribuyan a la pluralidad y diversidad de voces y contenidos en beneficio de la sociedad””.

Que la televisión comercial en México ha sido y seguirá siendo un gran negocio, no hay duda. Más con una estructura concentrada que, por el poder de sus dos participantes, impide en los hechos la entrada de nuevos competidores.

Crecimiento espectacular de la publicidad, prevén

Un reporte de Price Waterhouse Coopers (PWC) estima que el gasto publicitario en televisión en México crecerá entre 2006 y 2010 a un ritmo de 11 por ciento anual, que triplica al previsto para la economía por el gobierno federal, de 3.5 por ciento anual, para ese mismo periodo.

Un reporte de la CFC, el organismo antimonopolio del Estado, fechado el 28 de noviembre, cita fuentes de la industria de telecomunicaciones para señalar que Televisa y Televisión Azteca ejercen un alto grado de concentración del gasto en publicidad y en dominio del mercado.

Sin contar el gasto electoral de las campañas de 2006 ­en las que los partidos políticos de todo el espectro ideológico entregaron prácticamente la totalidad de sus recursos publicitarios a la televisión­ la inversión total en medios publicitarios ronda al año los 45 mil millones de pesos, de acuerdo con las cifras ofrecidas por la CFC. De esa cantidad, 58 por ciento, unos 26 mil 100 millones, es concentrado por la televisión abierta; 3.2 por ciento por la televisión restringida, y otro 38.8 por ciento en otros medios publicitarios.

De los 26 mil 100 millones de gasto publicitario dedicado a la televisión abierta, Grupo Televisa capta, según el ejercicio realizado por la CFC para el periodo de un año, 71.2 por ciento del total y las empresas de Tv Azteca el 28.2 por ciento restante. En 2005, para el que existen datos consolidados, la participación de Grupo Televisa sólo por publicidad fue equivalente a 41.3 por ciento de la inversión total en todos los medios, de acuerdo con la revista Merca2.0, citada por la Comisión Federal de Competencia.

Adicionalmente, Grupo Televisa también tiene participación relevante en otros medios publicitarios como televisión por cable (es accionista de Cablevisión, de la que era consejero hasta el 30 de noviembre Luis Téllez Kuenzler, hoy secretario de Comunicaciones), revistas e Internet. Estas participaciones aumentan su captación del mercado publicitario.

El de la publicidad será un negocio creciente, como piensan participantes en el sector y analistas. De acuerdo con datos de la Asociación Mexicana de Agencias de Publicidad y con las proyecciones de PWC, la Comisión Federal de Competencia considera que “”el nivel que registra la inversión publicitaria en México comparada con la de otros países sugiere que existen posibilidades de crecimiento, incluyendo los medios de transmisión para servicios de video””.

En México, la inversión en publicidad representa medio punto del producto interno bruto, mientras en Brasil es de 1.59 y en Estados Unidos de 1.89 por ciento del PIB.

Según el estudio Global Entertainment and Media Outlook, 2006-2010, de Price Waterhouse Coopers, se prevé que el gasto publicitario total en televisión en México, para el periodo de referencia, registre una tasa de crecimiento anual de 11 por ciento; en televisión abierta sería de 9.3 por ciento y en televisión restringida de 32.6 por ciento.

Falta una oferta variada

Además del reparto del mercado de publicidad, existe otra manera de determinar la concentración en el mercado de la televisión, concentración que en la práctica se expresa en la falta de una oferta variada para los consumidores, sujetos a las decisiones de dos empresas.

Datos de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes indican que en México existen 457 estaciones concesionadas para servicios de televisión abierta, de las cuales 382 operan en frecuencias VHF (siglas en inglés de Muy Alta Frecuencia), que pueden captar todos los televisores, y 75 en la banda de UHF (siglas en inglés de Ultra Alta Frecuencia). El Grupo Televisa cuenta con 243 estaciones para transmitir cuatro canales con cobertura nacional o regional. Televisión Azteca detenta 179 estaciones para transmitir dos canales de cobertura nacional; Canal 11 tiene 18 estaciones y, con 40 estaciones cada uno están los canales 22, 28 y 40, este último también asociado a Azteca.

El Banco Mundial, en su Manual de reglamentación de las telecomunicaciones, establece: “”en las economías de mercado en las que existe competencia los distintos proveedores compiten entre ellos para vender sus productos o servicios a los clientes. En régimen de competencia, los proveedores pueden ofrecer precios más bajos, o mejores servicios, y paquetes o calidades de servicios para atraer clientes. La existencia de la competencia es de interés público, pues permite que los proveedores sean cada vez más eficientes y que ofrezcan una mayor gana de productos y servicios a precios más bajos””.

La competencia, según ese organismo multilateral, es la clave de una eficaz modernización del sector de telecomunicaciones. Una de las mayores preocupaciones durante la transición de un monopolio a un mercado competitivo es que se asegure que nuevos participantes pueden tener un libre acceso a las redes y clientes existentes, dice el documento.

Nada prohíbe atacar a posibles competidores: Javier Orozco

Impulsor de la ley Televisa cuando fue diputado, el ahora senador del Partido Verde Ecologista, Javier Orozco, justificó la campaña de desprestigio que las dos televisoras han emprendido en contra del Consorcio General Electric y del Grupo Saba, los cuales pretenden obtener una concesión para operar una cadena nacional de televisión.

Entrevistado ayer en el Senado, sostuvo que “”lo que han presentado las televisoras lo hacen en el ejercicio de su libertad de expresión y de libertad de programación noticiosa, que tiene también los medios impresos””.

Cuestionado sobre qué tan ético es que un concesionario utilice un medio de comunicación electrónica para atacar a un posible competidor, el senador Orozco insistió en que no hay ninguna prohibición en la Ley Federal de Radio y Televisión para que Televisa y Tv Azteca presenten una serie de reportajes.

Isaac Saba enfrenta una campaña mediática, en la que se le ataca por la distribución de medicinas. ¿En el fondo es porque pretende con Telemundo luchar por una concesión?

No sabría cuál es la política editorial de las empresas televisoras, pero sin el afán de defenderlas, es lo mismo cuando se les ataca en los medios impresos y se dice que conforman un duopolio.

El legislador llegó al Senado después de que su suplente pidió licencia indefinida apenas comenzada la legislatura, para acallar así las críticas que se formularon tanto al PRI como al Verde Ecologista por haber incluido en sus espacios plurinominales a quienes impulsaron la llamada ley Televisa.

Sin categoría

Buen negocio

13 Dic , 2006  

Nada como recibir una burbuja para esta época de aguinaldos. Pero no como esas que hoy tienen tan envainados a los Sales, Nogueras y Pupos. Tampoco como las que habita el general Castro cuando habla de cultivos ilícitos erradicados o en la que vive el Comisionado de la ternura cuando habla del fin de los paras. La que encarecidamente le pedí al Niño Dios desde febrero, Vía Adpostal (antes de que se acabara) y luego vía telegrama por Telecom (antes que la vendieran) y luego vía cable de banda ancha (antes de que lo absorbieran), es ese artefacto heroico espiritual patentado en todas las naciones e inventado por Michael Jackson (con otras intenciones, desde luego) para deshacerse del virus de preguntas insulsas que solemos hacernos los colombianos y que proliferan más que los informantes y delatores por estos días.
La más común y no por ello la más antipática es la que hace el colombiano desprevenido, antecedida de ese ‘tú’ señalador e intimidante (que dicen que tanta falta le hace al fiscal, excepto cuando juega fútbol): “ Y tú, ¿qué vas a hacer de Navidad?” Y antes de permitir respuesta: “ Y tú, ¿para dónde te vas de vacaciones?”, como si en vez de asalariados les estuviese hablando a concejales antes de una votación en plenaria. Y a renglón seguido, y con la misma albricia de jefe paramilitar luego de una visita del Ministro del Interior y de los sueños: “y tú, ¿qué le pediste al Niño Dios?”
En fin. Forman parte de ese tipo de cuestionamientos que no buscan una respuesta específica sino que son una manera de matar el tiempo, de romper el hielo, de hacer parecer (como en una mesa de trabajo de gobierno y ELN) que hay una conversación.

Pero claro, si el que indaga es periodista, el interrogante será, “y para ti ¿quien es el personaje del año?” pregunta que tiene la misión de mantener la tradición del dedo caliente para ejercer esa manía tan nuestra de estar votando, eligiendo y deseligiendo reinas, juntas directivas, gobernantes, técnicos de fútbol y jurados para futuras votaciones.

Es, a su vez, la forma de prepararse para los consabidos conciliábulos de reporteros y editores, las típicas pollas y apuestas y uno que otro aquelarre, que permita determinar qué o quién merece esta distinción tan particular que no tiene premio en metálico ni galardón físico, ni siquiera un coctel con placa recordatoria incluida. Sólo la, eso sí, muy apetecida retribución con el oropel de la tinta y el papel o la cinta de audio o de video. Bueno y la vacancia de algunos periodistas que así hacen como si trabajaran.

Por eso da igual que en las portadas y titulares aparezcan los mismos de siempre o sus herederos, mientras la otra trama de nuestra historia la construyen certeramente los anónimos personajes de la vida nacional, que no son tan vendedores o tan carismáticos. Esa es la razón de que una vez más, en la baraja de candidatos no aparecerán ni la corrupción que campeó a su antojo, ni la politiquería rampante, ni los falsos positivos, ni las tetas, ni los paraísos, ni las cifras elásticas del Dane, ni las interpretaciones de Planeación y de Hacienda, ni la frase ‘yo asumo’, ni los pronósticos veraniegos del Ideam con la asesoría del profesor Salomón, ni el fuego amigo, ni la impunidad reinante, ni el maltrato familiar con perdón anticipado, ni la frase ‘no renuncio’, ni los botines italianos, ni el tiramisú de postre, ni las visitas de cortesía, ni el plan nacional de vacunas a la derecha, ni la silicona de las encuestas, ni las amistades de la infancia.

Será pues, otra bofetada a la meritocracia, por otros medios, que no se sentirá ni dolerá, ocupados como estaremos preguntándonos mutuamente (sin esperar respuesta) “Y tú, ¿qué propósitos tienes para el próximo año?”. Uno rentable, por lo pronto, es tener o distribuir burbujas.

Sin categoría

Guarino Caicedo: un periodista entregado a su trabajo

11 Dic , 2006  

Guarino Caicedo era compadre de la cantante Celia Cruz y cada vez que ella venía a Bogotá se reunían. En la foto con su esposa, María Consuelo Garcia.Laboró durante 22 años en EL TIEMPO y además estuvo en el ‘Diario del Caribe’, ‘Noticiero TV Hoy’, ‘El Universo’ de Guayaquil y era corresponsal del diario La Prensa, de Nueva York.

La muerte lo sorprendió en la tarde del pasado viernes en su apartamento del noroccidente de Bogotá.

Se fue este hombre de 58 años y nacido en Buenaventura, que recorrió las salas de redacción de los más importantes medios de comunicación del país y a quien sus colegas reconocían como un ‘pilo’ que siempre tenía clara cuál era la noticia.

“En él si se podía aplicar ‘que trabajaba como un negro'”, dijo ayer el periodista Alejandro Moya, uno de sus amigos y compañero de brega por mucho tiempo.

Guarino estuvo 22 años en EL TIEMPO. “Era muy difícil sacarlo del periódico cuando estaba de turno. Se quedaba pendiente de todo. Era un amante de la noticia que quería que todo quedara registrado, sin importara que se colgara con el cierre”, cuenta Moya.

Al ‘Negro’ Guarino poco se le veía estresado. No regañaba ni gritaba. Quienes trabajaron con él dicen que sobretodo era un maestro, preocupado siempre por enseñar.

A la hora de dirigirse a alguien siempre estaba con un ‘papito’, ‘mijito’ o ‘jovencita’. Nunca había malos términos en su boca.

En EL TIEMPO llegó a ser amigo de Enrique Santos Castillo, Editor General del periódico. Esa amistad quedó reflejada en 1976 cuando lo operaron y como el día del cumpleaños lo sorprendió recluido en la clínica San Pedro Claver, don Enrique le compró una torta y fue a llevársela hasta ese hospital para festejarle.

Como la intervención quirúrgica fue para extraerle el bazo, él mismo bromeaba y decía que tenía que tomar “a pico de botella”.

Pero no solo vivía la noticia y la conocía, sino que sabía de música. Era una salsero empedernido y su predilecta era la música cubana, que conocía de memoria. Incluso la fallecida cantante Celia Cruz era su comadre.

“Se conocieron porque Guarino tuvo una columna sobre música cubana el la revista Carrusel. Hablaban y se hicieron amigos. Cada vez que venía a Bogotá, nos reuníamos con ella”, dice María Consuelo García, la viuda de Caicedo, con quien tuvo dos hijos.

Poco amigo de agasajos

Sin embargo, Guarino siempre fue un periodista poco amigo de los agasajos y los actos públicos. “Hace 16 años cuando salió de EL TIEMPO le organizaron una fiesta de despedida sus compañeros, pero no quiso asistir. Me envió a mí porque no le gustaban esas cosas”, recuerda la viuda.

Siempre fue una persona comprometida con sus obligaciones, que para él estaban primero que todo.

Igualmente era muy disciplinado. Aunque durante algún tiempo fue bohemio, como lo fue la profesión del periodismo, tras la extracción del bazo dejó de tomar trago. No obstante, aún convaleciente iba a las ‘tomatas’, pero solo bebía agua.

Su historia se terminó en la tarde del viernes, cuando un infarto acabó con su vida. El mismo día en que por fin se ganó un chance, de 80.000 pesos. Murió mientras su hijo Andrés Felipe estaba cobrando la plata.

Ayer fue cremado y en la ceremonia lo acompañaron buena parte de sus compañeros. Esos periodistas a los que él llamaba ‘papitos’, a los que enseñó y con los que compartió.

Fue un adiós triste y el periodismo está de luto.

Sus cenizas quedarán en el Cementerio Central, al lado de la urna en la que reposaban los restos de una hija que murió al nacer hace ya 19 años. Así lo decidió su esposa: “Él siempre nos había dicho que cuando se muriera quería quedar al lado de su hija”.

Sin categoría

Microsoft sólo ve dos jugadores en la batalla de la web

9 Dic , 2006  

Microsoft sólo ve dos jugadores en la batalla de la web

Microsoft y Google son las dos únicas compañías con suficiente bolsillo para luchar en la batalla de la Red por las cuotas de audiencia, dijo el responsable de la unidad de Internet de Microsoft.

Yahoo, pionera de la Red, puede acabar marginada en la próxima lucha por la publicidad online, dijo el jueves Steve Berkowitz, jefe del grupo de servicios online de Microsoft, que recientemente dejó a un competidor más pequeño.

En una entrevista, Berkowitz dijo que las empresas deben tener el suficiente atractivo financiero para atraer y retener la audiencia en la Web y a los mejores anunciantes con información sobre su audiencia y con centros de datos muy potentes.

El grupo de servicios online de Microsoft, conocido antes como MSN, persigue actualmente a Yahoo y Google en el lucrativo sector de la búsqueda online. La unidad está perdiendo dinero incluso cuando sus rivales están generando notables beneficios procedentes de los anuncios online.

Berkowitz dijo que la clave para que Microsoft reduzca la distancia sobre sus rivales es conseguir que los cientos de millones de usuarios que utilizan su servicio de correo electrónico y mensajería instantánea lo visiten más a menudo, estén más tiempo, y utilicen otros servicios como el de búsqueda o las redes sociales.

Eso requerirá una fuerte inversión que sólo los grandes jugadores se pueden permitir. Microsoft puede confiar en la liquidez que le aporta su lucrativa negocio de software informático para ordenadores, mientras ahile el negocio publicitario de Google genera grandes beneficios y su acciones disfrutan de los beneficios de una valoración alta, dijo.

“Tienes que ser capaz de invertir a un nivel que ahora mismo sólo dos empresas en el mundo pueden hacerlo, y esas son Google y Microsoft”, dijo Berkowitz, que se unió en mayo a la compañía tras abandonar el cargo de consejero delegado de Ask.com.

Sin categoría

“Todas las noticias que no pueden publicarse

4 Dic , 2006  

Por Carlos Lauría *

Los buenos periodistas de investigación saben más de lo que pueden escribir. El problema en algunos países latinoamericanos es que los buenos periodistas apenas están escribiendo. Desde Brasil hasta la frontera entre México y Estados Unidos, los periodistas están mirando por detrás de sus espaldas antes de sentarse delante de sus computadoras o salir al aire. La mayoría de los periodistas en los grandes centros urbanos de la región todavía pueden investigar temas de corrupción y criticar a las autoridades sin temer por sus vidas. Pero en áreas más aisladas, donde el poder del gobierno central está debilitado, o es inexistente, los periodistas están a merced de cualquiera que lleve un arma de fuego.

La autocensura no es algo nuevo en América Latina. Durante años ha sido un flagelo para el periodismo en una región en donde las dictaduras militares podían aplastar a los medios que no se controlaban. El problema en la actualidad es la envergadura de la autocensura al tiempo que la ilegalidad, el narcotráfico, el contrabando y el crimen organizado continúan propagándose. Editores en países como Colombia, México y Brasil abandonaron mayormente el periodismo de investigación en áreas en las cuales se sabe que instituciones estatales como la policía y la justicia no pueden o no quieren garantizar la seguridad de los periodistas.

Los medios en Colombia, amenazados por la guerrilla, el ejército y paramilitares partidarios del gobierno, se están autocensurando por temor a sufrir represalias si publican algo que pudiera ofender a alguno de los actores del conflicto armado. En México, los narcotraficantes y el crimen organizado, han intimidado a los periodistas para que se mantengan en virtual silencio a lo largo de la frontera con Estados Unidos, asolada por una ola de violencia. Los periodistas que se atreven a informar sobre estos temas en ocasiones lo pagan con sus vidas. Inclusive en Venezuela y en Brasil, en donde la amenaza no es tan generalizada, los editores de los medios ignoran investigaciones por motivos de supervivencia. Una víctima de este silencio autoimpuesto es la democracia. Cuestiones vitales como el saqueo de los recursos naturales, el tráfico de drogas y de personas, y la corrupción le han quitado oxígeno al debate público.

Algunos periodistas comenzaron a ponerle un freno a las restricciones, y están ahora más dispuestos que antes a hablar sobre autocensura y sobre sus temores.

Periodistas y editores de medios en el conflictivo interior de Colombia admiten abiertamente que se autocensuran por temor a sufrir ataques físicos de cualquiera de los actores armados que intervienen en la guerra civil, según una investigación del CPJ en el 2005. Chip Mitchell, colaborador del CPJ en Bogotá, viajó a tres de las áreas más problemáticas –Arauca, Córdoba, y Caquetá– y entrevistó a 36 periodistas para un informe titulado “Historias no contadas, s”, que fue publicado en octubre.

Mitchell advirtió como los editores de medios son presionados por quienes son blancos de las investigaciones para que censuren las noticias antes de su publicación. Periodistas
de investigación que ignoran las advertencias son asesinados u obligados a irse del país.A menudo la policía ni siquiera investiga los crímenes cometidos en contra periodistas.
Las cuestiones que no son cubiertas, en consecuencia, son las violaciones a los derechos humanos, el conflicto armado, la corrupción política y corporativa, el tráfico de drogas y
las vinculaciones entre funcionarios y grupos armados ilegales. A veces los funcionarios alientan la autocensura acusando a los periodistas de mantener conexiones con la
guerrilla. En Saravena, provincia de Arauca, el único periodista de tiempo completo de la ciudad, Emiro Goyeneche, fue procesado por “rebelión” y acusado de ser un guerrillero. Goyeneche estuvo en prisión durante más de 20 meses. Periodistas locales elogian su labor y creen que las acusaciones en su contra no tienen fundamento.

Funcionarios de alto rango, incluyendo al Presidente Álvaro Uribe, también intentan relacionar a periodistas con grupos guerrilleros. En una conferencia de ejecutivos de
medios, los exhortó a que ejercieran “autocontrol” y consideraran excluir la publicación de entrevistas con integrantes de grupos armados ilegales. El sobrecargado sistema
judicial colombiano no ha podido resolver los casi 30 casos de periodistas asesinados durante la última década, perpetuando así el clima de impunidad. En una serie de casos
extremos, los periodistas se vieron obligados a abandonar sus hogares.

Casi todos los reporteros de Arauca huyeron del departamento a principios del 2003 luego de que dos periodistas radiales fueran asesinados en un período de nueve meses.
Amenazas de muerte de guerrilleros y paramilitares, indistintamente, junto con la aparición de una misteriosa lista que nombraba a 16 periodistas como blancos de
asesinatos, propiciaron el éxodo. A veces, detrás de la autocensura, también se esconden cuestiones de índole económica. Muchos medios no cuentan con recursos ni con
personal. Esperan que sus periodistas vendan publicidad. Por lo tanto es menos probable que los periodistas realicen notas de investigación sobre empresarios y políticos cuya
publicidad ayuda a que se les paguen sus salarios.

Dentro de este panorama, lo único positivo es la menor la cantidad de periodistas caídos en cumplimiento de su labor informativa. Sin embargo una de las razones que dan cuenta
de esta disminución en las cifras es la autocensura. Como se observó en un informe 3divulgado en septiembre por la Organización de los Estados Americanos, los periodistas
colombianos no están informando sobre temas que podrían causarles la muerte. El informe, titulado “Impunidad, autocensura y conflicto armado interno: Análisis de la
situación de la libertad de expresión en Colombia”, afirma que la caída en las estadísticas sobre violencia en contra de periodistas “también se origina en la autocensura de los
propios periodistas”. El informe fue elaborado por Eduardo Bertoni, relator especial para la libertad de expresión de la OEA.

La autocensura está también generalizada en el norte de México, donde el narcotráfico y el crimen organizado han convertido a la región en uno de los lugares más peligrosos
para los periodistas en América Latina. Desde que se intensificó la guerra entre poderosos carteles de la droga hace dos años, decenas de periodistas que trabajan en la frontera
entre México y Estados Unidos han optado por el silencio debido a que las autoridades no pueden brindarles ni siquiera una mínima protección.

En Nuevo Laredo, en la frontera con Texas, el matutino El Mañana ha cesado su cobertura sobre temas relacionados con el crimen organizado y el narcotráfico. “No
podemos hacer periodismo de investigación sobre estos temas dado que el gobierno no garantiza la seguridad de nuestros periodistas”, explica el Director Editorial Heriberto
Cantú.

El Mañana, fundado en 1932, se está autocensurando desde que su editor, Roberto Javier Mora García, fuera apuñalado de muerte en marzo del 2004. El CPJ está investigando si
el asesinato estuvo vinculado con su labor periodística. De acuerdo a Cantú, la violencia a lo largo de la frontera con Estados Unidos creció marcadamente en los últimos años,
haciendo que a los periodistas mexicanos les resulte imposible informar con libertad sin temor a sufrir represalias. “No hay libertad de expresión sin garantías para ejercer el
periodismo”, admite Cantú.

Los periodistas que intentan cubrir temas relacionados con el crimen se encuentran con funcionarios de gobierno y de las fuerzas de seguridad que son abiertamente corruptos,
junto a criminales que operan sin restricciones. En consecuencia, los periodistas de El Mañana y varias otras publicaciones radicadas en Nuevo Laredo solamente cubren
noticias oficiales, omitiendo cualquier tipo de contexto o análisis que pudiese resultar ofensivo. El Imparcial, matutino de Hermosillo, en el estado noroccidental de Sonora, ha
decidido abandonar parcialmente la investigación sobre narcotraficantes desde la desaparición en abril del periodista dedicado la fuente de crimen organizado, Alfredo
Jiménez Mota.

4“Después de que desapareciera Alfredo, quedamos muy desanimados”, indica Jorge Morales, uno de los editores del diario. “Me reuní con los periodistas y llegué a la
conclusión de que no haríamos ningún tipo de periodismo de investigación sobre crimen organizado hasta que se resuelva la situación de Alfredo”.

La autocensura es menos generalizada fuera de Colombia y México, pero sigue ejerciéndose en países como Brasil y Venezuela.

Brasil sigue siendo un lugar peligroso para los periodistas que a menudo son blanco de políticos corruptos, criminales y narcotraficantes. Cuatro periodistas cayeron en
cumplimiento de su labor informativa en los últimos cinco años, según el CPJ. Periodistas de ciudades como Brasilia, San Pablo, y Río de Janeiro, gozan de más
protección que sus colegas en regiones aisladas del Amazonas o en el noreste. En abril, el periodista Mauricio Melato Barth, que había informado sobre la corrupción política,
tuvo que esconderse por dos semanas con su familia después de ser atacado por hombres armados. Barth, dueño y editor de Info Bairros – publicación que sale dos veces al mes-,
en la ciudad sureña de Itapema, fue atacado luego de haber publicado un artículo donde denunciaba la corrupción gubernamental. La policía cree que la intención del grupo de
hombres armados no era matar, sino amedrentar a Barth para silenciarlo.

En Venezuela, la situación es más complicada porque la autocensura es el resultado de restricciones legales más que de actos de violencia contra la prensa. Las emisoras
privadas de televisión alteraron la programación para cumplir con la Ley de Responsabilidad Social en Radio y Televisión, que fuera aprobada por la Asamblea
Nacional y promulgada por el Presidente Hugo Chávez en diciembre del 2004. Elsy Barroeta, directora de noticias de Globovisión, señaló al CPJ que la emisora no había
restringido su cobertura de noticias, pero admitió que algunos colegas estaban preocupados por la autocensura. Barroeta sostuvo que, según las nuevas directivas, se
podían poner al aire imágenes de violencia durante las protestas callejeras pero no podían reiterarse a lo largo del día.

El Instituto Prensa y Sociedad (IPYS), una organización de libertad de prensa regional, halló que tres de las emisoras de televisión más importantes –Venevisión, Televén y
Radio Caracas Televisión – habían reducido en un 50 por ciento sus programas de opinión desde fines del 2004. María Alejandra Díaz, directora de responsabilidad social
en el Ministerio de Información y Comunicación de Venezuela, indicó al CPJ que la ley restringía solamente a “la prensa amarilla”. Desmintió reclamos por autocensura,
aduciendo que nadie había sido multado o sancionado. Díaz afirmó que se habían abierto procedimientos administrativos en contra de 20 emisoras de radio por no transmitir el
5porcentaje de música venezolana exigido por la ley.

Sin embargo, las acciones de los gobiernos no constituyen la principal amenaza. La autocensura está socavando a la prensa de América Latina, especialmente en aquellas
regiones donde no impera la ley y que más necesitan contar con periodismo de investigación y libre flujo de información. El narcotráfico, el crimen, la corrupción y
otras cuestiones que afectan la vida cotidiana de la gente común no están siendo cubiertos plenamente. Todo esto llega en un momento crucial en el cual el electorado mexicano y
colombiano se preparan para las elecciones del 2006.

La autocensura es tan generalizada en este momento que los periodistas han comenzado a hablar sobre el problema públicamente. Esto permite vislumbrar cierta esperanza no
solamente para el periodismo, sino también para los gobiernos democráticos.

Sin categoría

Los nuevos reyes de Internet

3 Dic , 2006  

Remite Oscar Dominguez
REPORTAJE Negocio de veinteañeros

Un puñado de veinteañeros controla los nuevos servicios que permiten a millones de internautas compartir sus vídeos, fotos y artículos en la Red

PATRICIA F. DE LIS – Madrid – 03/12/2006

Un hombre gordo, en calzoncillos, navega por la Red en plena noche. Está chateando, porque busca desesperadamente relaciones virtuales. E incluso es posible que esté haciendo algo ilegal. Éste es el retrato robot del internauta a principios de los noventa, según explica entre risas Stewart Butterfield, el fundador de Flickr. En 2006, sin embargo, la percepción ha cambiado radicalmente porque los internautas ya no son sujetos pasivos que se sientan frente a un ordenador a tragarse contenidos ajenos. Ahora los producen, controlan y distribuyen ellos.

Es el triunfo de lo que los expertos llaman la web 2.0, una nueva generación de herramientas y servicios que permiten a los internautas compartir fotos, vídeos caseros, conocimientos, ideas o anécdotas. Los navegantes han colgado 100 millones de vídeos en Youtube y unos 150 millones de fotos en Flickr. Han creado 60 millones de blogs (páginas personales). Han participado en más de 1,5 millones de artículos en la enciclopedia Wikipedia. Han respondido a las dudas de más de 13 millones de usuarios en Yahoo! Answers. Y deciden qué artículos de la Red les gustan más en sitios como Digg o la española Menéame.

Y, además, los usuarios ejercen su recién estrenado poder. Han logrado que el prestigioso periodista Dan Rather dimitiera tras una campaña en su contra orquestada por bloggers estadounidenses. Han conseguido que El Koala lograra un contrato discográfico después de que su Opá se convirtiera en uno de los vídeos más vistos de Youtube. Y son responsables de que la Wikipedia, escrita por aficionados, sea tan precisa como la Enciclopedia Britannica, según un estudio de la revista Nature. Es, en fin y como decía una portada del semanario Business Week del pasado junio, “the power of us”. El poder de los usuarios. La fuerza de la comunidad.

“Se ha producido un reequilibrio de poder”, explica José Manuel Cerezo, gerente de Análisis y Prospectiva de la Fundación France Telecom España. “Antes, las empresas vendían y los usuarios compraban. Ahora, el usuario se ha dado cuenta de que tiene algo que decir”.

Hay ya muchos ejemplos. Si se introduce la palabra “Ikea” en la página de Google en España (google.es), el tercer resultado de la búsqueda remite a un artículo del blog Microsiervos, el más leído de España, titulado “Ikea: cómo mienten a los clientes”. Un año después de que el autor escribiera ese texto, comentando una desagradable experiencia de compra en una tienda del gigante sueco, el artículo sigue estando en la misma posición en Google, y sigue generando comentarios. Y si se realiza el mismo experimento con “Air Europa”, el cuarto resultado es un comentario del blog de Enrique Dans, profesor del Instituto de Empresa, donde se narra un desastroso viaje en avión a China.

“La web 2.0 significa, simplemente, un cambio en el esquema de relación entre cliente y empresa”, confirma Dans. “Esa relación ya no es unidireccional, sino bidireccional. Los usuarios reaccionan, tienen voz propia, y la manifiestan. La web 2.0”, resume, “ha introducido la conversación en las relaciones comerciales”. Es difícil medir el impacto que tiene sobre la imagen de una empresa el comentario de un usuario despechado, aunque es de suponer que su relevancia crecerá al mismo ritmo, al menos, en que lo hace Internet.

La eclosión de este nuevo fenómeno de la Red social se debe, en buena parte, a la extensión de la banda ancha, que ha permitido disfrutar de pesada información multimedia en cuestión de segundos. También se han creado decenas de herramientas de software que han facilitado la tarea de crear y compartir contenidos como fotos, vídeos o enlaces favoritos. Y los creadores de esos servicios (como Youtube, Flickr, Del.icio.us, Blogger o MySpace) han conseguido, a su vez, convertirse en personajes públicos, y en millonarios.

¿Qué tienen en común los nuevos reyes de la web 2.0? Sus ideas no nacen de la ambición o de un claro modelo de negocio, nacen de la frustración. Los creadores de Youtube, por ejemplo, montaron su página web tras intentar infructuosamente enviar el vídeo de una fiesta a unos amigos. Los de Flickr, mientras, trabajaban en un videojuego online cuando crearon su sitio de intercambio de fotos, descubriendo, poco después, que la aplicación realmente interesante era ésa (y abandonando para siempre el juego). Y, además, son emprendedores que cuentan con esa actitud que Larry Page, cofundador de Google, ha descrito varias veces como de “sana indiferencia ante lo imposible”. Intentan cosas, en fin, que el resto de la gente no intenta.

Son servicios que no han invertido ni un dólar en publicidad, sino que se han convertido en populares gracias al boca a boca o, mejor, el blog a blog. “Conseguimos que hablaran de nosotros bloggers muy influyentes”, reconoce Butterfield.

En todo caso, el auténtico triunfo de estos servicios es que han conseguido que sus usuarios se sientan vinculados emocionalmente con ellos. Los internautas son fieles a estas herramientas porque les ayudan a compartir sus experiencias, a mantener y crear nuevas relaciones, o a conseguir reconocimiento de la comunidad y convertirse en una referencia. Se apuntan, ávidos, a probar sus versiones beta (preliminares), convirtiéndose así en “parte del equipo de I+D” de la compañía, explica Cerezo. Y las compañías ya no tienen que preocuparse de crear y gestionar costosos contenidos, ya que los usuarios lo hacen por ellas. Graban vídeos, cuelgan fotos, escriben artículos, responden preguntas. Y terminan convertidos en prescriptores activos y proselitistas de los servicios en los que orgullosamente participan. Los clientes, en fin, son conejillos de indias que prueban el servicio, producen todos sus contenidos y los promocionan entre sus amigos y familiares. El sueño de cualquier empresa.

La web 2.0, como cualquer otro fenómeno novedoso y atractivo, genera admiración y entusiasmo. Ha sido recibida por muchos expertos y analistas como la nueva y definitiva revolución en Internet, la que pone en manos de los usuarios los altavoces que hasta ahora sólo poseían las élites políticas, periodísticas y empresariales. Pero la web 2.0 no se libra de las críticas.

José Manuel Cerezo, después de reconocer que esta nueva red social es “imparable, irremplazable y, en fin, es el futuro”, advierte también de la “embriaguez tecnológica” y de la falta de autocrítica que se percibe en este fenómeno. “Hay muchas preguntas sin responder que los prescriptores de la web 2.0 no se hacen”, añade. Por ejemplo, ¿qué implicaciones tiene para la intimidad la utilización de la información privada de los usuarios por parte de las empresas? ¿Cómo se usa esa información? ¿Son los usuarios los nuevos dueños de la Red, o son más bien explotados por las empresas que controlan? ¿Quién tiene el poder ahora, en realidad?

Hay quien cree, de hecho, que se está creando una nueva élite digital, formada por unas decenas de miles de personas que manejan con soltura unas herramientas que les permiten ejercer cada vez más poder, mientras el resto de la población ni siquiera conoce que existen. De hecho, en el mundo hay 1.000 millones de internautas y 6.500 millones de habitantes, lo que significa que estos nuevos servicios están lejos de estar en manos de cualquiera. Y tampoco son manejadas por los internautas recién llegados, sino, más bien, por los veteranos.

Enrique Dans cree que en la nueva red social no hay aristocracia, sino meritocracia, es decir, que los bloggers más influyentes o las herramientas más populares lo son sólo por méritos propios, y que el propio mecanismo de la red social garantiza que pueden perder ese favor si, por ejemplo, dejan de publicar en su blog o nace un servicio mejor.

Mucho más crítico es Julián de Cabo, profesor y subdirector general del Instituto de Empresa, y un viejo conocido de la Red española, porque dirigió Terra durante tres años. Defiende una aproximación “laica” a la web 2.0, ya que cree que comienza a ser un “movimiento tecnorreligioso”. De Cabo critica la “exageración” del fenómeno, porque cree que el concepto es muy vago, las tecnologías no son del todo novedosas y no sólo “no es para todos”, sino que es cada vez más endogámico: “De los 10 blogs más visitados de España, nueve hablan sobre blogs”.También es muy crítico Jason Lanier, director de cine y escritor, que ha escrito una interesante reflexión en forma de manifiesto llamado Maoísmo digital sobre el funcionamiento de la Wikipedia, un lugar donde los usuarios pueden escribir y editar libremente las entradas: “Mi problema no es con la Wikipedia en sí”, escribe, “sino con la manera en que se ha convertido en un sistema tan respetable”. Y explica: “Todo esto forma parte de la defensa del colectivismo online, que no es más que el resurgir de la idea de que el colectivo es sabio”. Y continúa: “El colectivo es tan estúpido como cualquier individuo, y en algunos casos concretos, mucho más estúpido”. Esta semana se ha hecho público un estudio de una agencia de marketing británica que dice que el vídeo más visto de la historia de Internet, con 900 millones de visitas, es el de un niño que finge ser un guerrero jedi, manejando un palo de golf como una espada-láser.