Lo que falta

Yo creo que el problema es de casting, como dicen los jovencitos de hoy para hablar del impacto que les causa la imagen de las personas que conocen. Todo parece indicar que a la trinidad santísima (don Alvaro, doña Lina y doña Alicita Arango) que escoge los perfiles de los funcionarios de alto nivel en nuestro país, requiere más de una asesoría que luego puede hacerse extensiva a los mismos elegidos.
Lo primero que le hace falta a los tres es paciencia, pero no como la del Mininterior y de los sueños, el doctor Holguín, de flema alemana y reacción entre inglesa y celio-huilense. A menos que quiera entrar (la trinidad, porque el Min-Holguín no llegaría a tiempo) en el libro de los Guiness Records con decisiones cuya velocidad envidiaría Juan Pablo Montoya en la Fórmula Náscar. Como esa tan mentada, del Canciller Araujo que sólo requirió de unos minutitos para la bendición de Lina y Alicita, según cuentan las inquietas lenguas de Palacio, y que ni tiempo le dio a Florence Thomas para protestar por la sensible caída en la cuota de mujeres al poder, como pregonaban antaño María Eugenia Rojas y Consuelo de Montejo.
Lo segundo que necesitan es un cursito de polígono para mejorar el tino a la hora de encomendar misiones. Después de Sábados Felices nada había producido tanta risa en la televisión como la “embejucada

Pronostican que la prensa escrita sobrevivirá aunque con menor penetración ante el avance digital

Expertos consultados por el diario argentino La Nación analizan la difícil situación que enfrenta la prensa escrita ante la invasión de posibilidades digitales y pronostican diversos desenlaces para los diarios. Entre los consultados, hay coincidencia en que, en una década, la versión en papel de los diarios jugará un rol menos importante en la estructura periodística de la prensa; seguirá existiendo el diario en papel, aunque en una versión de menor circulación, más cara y personalizada, frente a un potentísimo sitio web. Las empresas editoras de diarios serán aquellas que pasen a ser gestoras de contenidos y creadoras de opinión pública en los formatos más diversos. La nota presenta algunos ejemplos de las herramientas que poseen o pueden poseer los diarios para encarar la tormenta que enfrentan. Información publicada en el diario La Nación (Argentina).

Los diarios ante el desafío digital ¿Adiós al papel?

Mientras algunos imaginan un futuro puramente digital, los nombres principales de la industria periodística apuestan a un escenario complejo que logre sintetizar las riquezas de los distintos formatos

Por Juana Libedinsky

LONDRES.- La noticia de que en unos cinco años sería imposible comprar The New York Times y sentarse a leerlo con el típico café comprado en el carrito de la calle dio la vuelta al mundo en pocos minutos y reavivó el debate entre agoreros del fin del papel y la llegada triunfal de la pantalla. Arthur Sulzberger, propietario, presidente y editor del diario internacional más influyente del mundo -la catedral occidental del periodismo impreso- lo deslizó sin demasiado dramatismo al reflexionar sobre el avance de Internet: “El diario en papel podría simplemente no existir más”, dijo.

Más allá de que las palabras de Sulzberger no guardaban un anuncio real, la discusión sobre el modo en que el desarrollo de la comunicación on line está afectando al periodismo gráfico está lejos de enfriarse y, así como el director del New York Times pronosticó cinco años, otras voces arriesgan distintas predicciones. Pero lo cierto es que, entre los especialistas consultados por LA NACION, hay coincidencia en que, en una década, la versión en papel de los diarios jugará un rol menos importante en la estructura periodística de la prensa.

“La naturaleza del desafío que entrañan los medios digitales -explica Bruno Patiño, director de Le Monde Interactif y autor del libro Un mundo sin Guttemberg – hoy es un círculo complicado en el cual se conjugan la fuga de publicidad, el costo del papel y, por supuesto, los hábitos de las nuevas generaciones, más cercanas a las pantallas. Esto último no es nuevo, ya se venía diciendo desde los años 50 con la televisión y la radio, pero con la diferencia de que Internet es activamente participativa y esto sí trajo un cambio revolucionario. Además la publicidad gráfica, ante un lectorado que envejece y se reduce en número, inexorablemente cae”. Y, por supuesto, si se va la publicidad, el papel se vuelve más caro, y menos gente puede acceder a comprar el diario.

Los números hasta ahora muestran un panorama complejo que a veces refleja una caída inexorable de los diarios impresos (tendencia global en la que la Argentina está incluida) y otras veces, como en el reciente informe de la WAN (Asociación Mundial de Diarios, según sus siglas en inglés) muestran cierto repunte: en el nivel mundial, la difusión creció un 9,95% entre los años 2000 y 2005, pero hay que tener en cuenta que, en ese período, la circulación de los diarios gratuitos se duplicó. Sólo en el último año el crecimiento de los periódicos fue del 2,36%. En la Argentina, en los últimos diez años -los que coinciden con el surgimiento de Internet-, la tendencia fue decreciente: según datos del IVC, la circulación de Clarín cayó cerca del 30 por ciento de lectores y la de LA NACION, 7 por ciento (claro que, en el caso específico de nuestro país, es difícil distinguir las causas dado el efecto devastador de la crisis de 2001).

“En los EE.UU. los diarios están tratando de ver desesperadamente cómo pueden hacer dinero on line (ahora que han perdido gran parte de sus avisos clasificados que se fueron a sitios web especializados), mientras que sus diarios pierden circulación cada tres meses”, le dijo a LA NACION, Todd Gitlin, influyente intelectual norteamericano, profesor de periodismo y sociología de la universidad de Columbia.

Philip Meyer, maestro de periodistas y autor del libro The Vanishing Newspaper: Saving Journalism in the Information Age, insiste en que hay que ser cautelosos: “Las cifras de la WAN muestran que la circulación paga ha caído en todas partes salvo en el mundo en vías de desarrollo, o sea Asia, América del Sur y y Africa. Los diarios son los productos resultantes naturales de la industrialización, porque hacen falta los medios masivos para vender la producción masiva. El desarrollo, sin embargo, eventualmente favorecerá a los medios electrónicos por sobre los impresos en todas partes, a no ser que los editores puedan encontrar un nuevo modelo de negocio”.

Meyer es de los que creen que los diarios tal como los conocemos hoy tienen los días contados: dice que si tomamos la tendencia actual de caída en lectores de diario, la ponemos en un gráfico y trazamos una línea recta, esta recta tocaría el cero (o sea, ningún lector) para 2043 y un diario deja de imprimirse mucho antes que eso.

Dos paramilitares condenados por homicidio de periodista colombiano

Remite: Eduardo Márquez- FIP
A 16 años de cárcel, fueron condenados, este 22 de febrero, los dos criminales del periodista Santiago Rodríguez Villalba, según fallo del Juzgado Segundo del Circuito de Sincelejo.

El colega fue asesinado el 19 de febrero de 1997 en el barrio Los Tejares de Sincelejo, Sucre, al norte de Colombia, cuando trabajaba como Jefe de Divulgación y Prensa de la Corporación Autónoma Regional de Sucre, CarSucre, y como periodista del espacio radial “Contra Ataque”, donde fustigó a los corruptos de la región costeña. El colega también había sido concejal y secretario de Gobierno de Sincelejo.
Los sujetos, identificados como Juan Carlos García Lidueña, alias “Deivis Enrique Rivera”, y Enrique Salcedo Rivera, hacían parte de un grupo paramilitar de extrema derecha que azotó la región, y cuyas secuelas aún padecen los reporteros de esa zona del país. El fiscal de la Unidad Nacional de Derechos Humanos y DIH a cargo de la investigación, recaudó las evidencias que inculparon a los responsables del crimen.

Una de las pruebas que orientó la investigación de la Fiscalía, fue el testimonio del hijo del periodista quien explicó que, antes del crimen, había hablado, en una reunión, con el sicario. Por eso puedo reconocerlo al momento del atentado, en la puerta de la residencia familiar.

“Aunque siempre lamentaremos la muerte de nuestros colegas, es una buena noticia, que en país como el nuestro -donde han caído cerca de 150 periodistas y sobran los dedos de la mano para contar los fallos condenatorios contra criminales-, sean llevados a prisión dos asesinos”, declaro Eduardo Márquez, director del Centro de Solidaridad de la Federación Internacional de Periodistas. “Desde las organizaciones de periodistas, solo esperamos que la voluntad y el valor mostrados, tanto del fiscal como del juez, seaa imitados por lo demás miembros de la rama judicial, para bien de nuestra frágil democracia”.

Google trata de negociar con las cadenas de televisión para transmitir sus contenidos por Internet, pero no consigue acuerdos

Las cadenas de televisión de Estados Unidos no logran ponerse de acuerdo con Google para la distribución de sus contenidos. El buscador web más utilizado del mundo, actual dueño del sitio YouTube, el que exhibe videos de todo tipo, mantuvo negociaciones con la cadena CBS y con Viacom, pero no llegaron a ningún acuerdo. Incluso Viacom acusó a Google por violación de derechos de autor y exigió que elimine unos 100.000 videos de programas de la empresa de su página web. Sin embargo, Google no se da por vencido, y seguirá buscando alianzas. “Respetamos los derechos de los dueños del contenido y queremos trabajar con ellos para distribuirlo de manera más amplia y así ayudarlos a ganar dinero

Cuál es el afán?

Aparte de títulos y golpes de opinión los dos ministros que se estrenan en el gabinete van a necesitar más de una ayudita para cubrir las plazas que dejaron sus antecesores.
El flamante Minhacienda, Oscar Iván Zuluaga, por ejemplo, anda por estos días tomando un curso de metereología por correspondencia. Después de su exigente posgrado en Inglaterra, y de su experiencia como docente, el nuevo Ministro sabe que antes que teorías y tesis (de las cuales él ha sido tutor y director consuetudinario) necesita para un desempeño decoroso de la economía, tendencias, ambientes y climas apropiados generados por los mercados internacionales. En últimas lo que requiere, como se lo ha dicho al oído el ya experimentado en esas lides y ahora ministro saliente, Alberto Carrasquilla (como lo demuestra su indomable blower a prueba de gomina), es una dosis permanente de buenos vientos alisios. Ni tan fuerte que despeinen al santo, ni tan débiles que no lo refresquen.
Se ha enterado el hijo epónimo de Pensilvania, Caldas, tierra prolífica en ventoleras, brisas y temporales, que antes que fundamentos en macroeconomía va a tener que contar con un poco de suerte para que las ventiscas no se le conviertan en turbulencias en estas épocas veleidosas del fenómeno del Niño que, como sabemos, goza de carácter impredecible. Por eso el plan B de don Oscar Iván es hacerle un campito a Max Henriquez, para que desde una oficina contigua le sople las predicciones que le depara al país la rosa de los vientos en este año borrascoso.
Una tarea similar le espera a Fernando Araujo, que ante el incierto futuro del TLC ha tenido que conformarse con las asesorías de Norbertos, Antonios y Jhonny Staff para que los visitantes del Palacio de San Carlos, su nuevo hogar, no sientan tan brusco el cambio entre el glamour con Pantene que despedía la Conchi, y la nueva imagen de hombre silvestre de la que aún no se ha podido despegar el flamante canciller como tampoco lo ha podido hacer su pasado de los aromas chambacuneros, así haya precluído la investigación. Ni siquiera el exmindesarrollo ha tenido tiempo de “mandarle a coger

Suscribir
Facebook
YOUTUBE
LinkedIn
Instagram