La discreción y el silencio de Kundera

“Mi único universo es la novela”, dice el escritor. Pero ni aun así ha logrado evitar la calumnia. Ha sido víctima de esa nueva práctica periodística que consiste en poner a alguien bajo sospecha con un titular y una fotografía
Por Jean Daniel de Nouvel Observateur

La desbordante riqueza de la información no ha conseguido apartarme de un asunto que me concierne personalmente, que aún concierne más a nuestro oficio y sobre el que, pese a no haberlo hecho enseguida, me gustaría decir algo. Me refiero al caso Kundera.

Hay algo de venganza; los checos nunca han aceptado la pasión del escritor por Francia
Para él, Occidente es sobre todo la Ilustración del siglo XVIII y, en concreto, Diderot

Hace casi 60 años -¡sí, 60 años!-, un joven agente checo de los servicios secretos norteamericanos fue detenido por la policía en Praga. Según los archivos, antaño controlados por los servicios soviéticos y ahora accesibles a cualquier investigador, el hombre que denunció al espía no habría sido otro que el escritor francés de origen checo Milan Kundera, entonces de 21 años. Hace tres semanas, un semanario praguense se hacía eco de este “descubrimiento” y le dedicaba un número especial. La noticia corrió como un reguero de pólvora por todas partes y, naturalmente, también por Francia. El escritor la recibió, según dijo entonces, “como un puñetazo en la cara”. Kundera no sabía nada del asunto; ni siquiera había oído hablar de él. En un comunicado afirmó que todo era falso.
No obstante, a los tres días de la acusación, la verdad pareció abrirse camino cuando un gran profesor de la Universidad praguense, Zdenek Pessat, afirmó en una carta abierta conocer bien esta historia y, sobre todo, al denunciante, que no era en modo alguno Milan Kundera. Su declaración circuló ampliamente, pero nadie le dio demasiada importancia.
En los días que siguieron, las personalidades más eminentes del mundo literario francés y europeo manifestaron su solidaridad con Milan Kundera. Los periodistas, que primero habían tenido noticia de la información acusadora, conocían ya tanto el desmentido del autor como la emoción de sus pares. Eso les hizo optar por la prudencia. Pero ¿por qué esa prudencia ya no sirvió de nada? Porque según las nuevas prácticas de nuestro oficio, cuando aparecen un titular y una foto incriminando a una personalidad, ésta queda bajo sospecha. No se afirma que la información sea cierta, pero se presenta como posible e incluso verosímil. Los periodistas tenemos que vérnoslas con este problema todos los días y siempre de la misma forma. Vendemos verosimilitud. Y en el reino de lo verosímil, la calumnia nunca pierde vitalidad.
Así, ni todas las manifestaciones de solidaridad con el escritor impedirán que una parte de la opinión pública piense: “De todas formas, cuando el río suena… Al fin y al cabo, ¿quién puede decir con certeza lo que realmente ocurrió hace 60 años?”. Y, luego, una pregunta insidiosa: ¿por qué un joven comunista no iba a considerar su deber denunciar a un espía? ¿Por qué? Simplemente porque no es verdad. Y si uno responde, cae en la trampa, como le ocurrió a Lech Walesa, antiguo líder de Solidarnosc, que fue víctima en Polonia de una manipulación similar de los archivos.
La situación de Kundera no deja de ser tristemente paradójica. Después de todo, él mismo anticipaba en sus novelas los estragos de la denominada “sociedad de la transparencia”. El escritor cree, y no deja de repetírmelo desde que el asunto salió a la luz, en la discreción y la privacidad de la vida íntima. Piensa que hay que juzgar una obra por su contenido y no por lo que se cree descubrir en la vida del autor. Kundera huye sistemática y furiosamente de todos los medios de comunicación. Yo le digo que el carácter sistemático de sus negativas puede impacientar a algunos. Él me recuerda que salió en el programa de Bernard Pivot. Y, sobre todo, me da la misma respuesta que me diera Lévi-Strauss hace una década, y que yo publiqué con su aprobación: “Cuando me di cuenta de que me había equivocado gravemente en política -fue próximo al PC-, decidí no volver a aventurarme en ese terreno”. A lo que Milan Kundera añade: “Es cierto que, cuando descubrí que mi único universo era la novela, siempre tuve miedo de verme encerrado en una afirmación dogmática que pudiera impedirme cambiar de opinión”. Milan Kundera tuvo la ingenuidad de pensar que, como había renunciado a jugar el juego de la sobreexposición mediática, la discreción y el silencio le protegían.
En realidad, lo que más me interesa de esta historia es la dimensión humana y, sobre todo, literaria que resalta en Kundera. Es evidente que uno de los temas dominantes de sus últimas obras es la noción de exilio y todo lo que guarda relación con ella. Es la noción de la doble identidad. Y también, por supuesto, el hecho de haber escogido escribir en francés y el de suscitar reacciones neuróticas en su patria de origen. La calumnia tiene algo de venganza. Los checos nunca han comprendido, ni tal vez admitido, la pasión de Milan Kundera por Francia. En cuanto a los franceses, sería imperdonable que ellos la ignorasen. Su padre, pianista, era discípulo de Alfred Cortot y admirador del Grupo de los Seis (Milhaud, Honegger, Poulenc…). En el manuscrito de su nuevo libro de ensayos dice el autor: “En los años veinte, mi padre trajo de París las piezas para piano de Darius Milhaud y las interpretó ante el escasísimo público de los conciertos de música moderna”. Kundera heredó de su padre ese amor por Francia y su arte. El amor por los surrealistas. Y por Apollinaire. He tenido ocasión de ver la edición de Alcools publicada en Praga en 1964 con un largo prefacio de Kundera, que también tradujo la mayor parte de los poemas.
Pero pienso sobre todo en Diderot. Dentro de unos días, en el Teatro 14, en París, van a representar de nuevo la obra Jacques y su amo, homenaje a Denis Diderot, bajo la dirección de Nicolas Briançon. Escrita en 1970, esta pieza quería ser la respuesta de Kundera a la invasión rusa de Checoslovaquia, en 1968. Más que en la brutalidad de la represión, el escritor veía lo esencial de la tragedia de su país en el hecho de que había sido secuestrado -y, según su impresión de entonces, definitivamente secuestrado- por otra civilización, e iba a ser inexorablemente desoccidentalizado. Ahora bien, para Milan Kundera la esencia de ese occidentalismo amenazado se concentraba en el siglo XVIII francés, particularmente en la obra de Diderot y, más concretamente aún, en Jacques el fatalista, esa novela tan libre, tan alegre.
¿Cómo representar la pieza en Checoslovaquia en aquella época negra? Kundera era un autor prohibido. Pero en el año 1975, en el que emigra a Francia, uno de sus amigos presta su nombre a la pieza y el Homenaje a Diderot pudo representarse en la Praga ocupada hasta el final de la presencia rusa, en 1989, es decir, durante 14 años sin interrupción. Así, aun en Francia, Kundera siempre pudo tener la impresión de estar presente en su país. “Gracias -me dice- al traje que me había prestado Denis Diderot”.
En su próximo libro de ensayos (Un encuentro, que aparecerá en Gallimard en febrero de 2009) evoca a otro escritor checo, su amigo Josef Skvorecky, gran amante del jazz -hoy vive en Toronto-, y escribe: “Como si, desde su primera juventud, cada uno de nosotros llevase dentro de sí el lugar de su posible exilio; yo, Francia, él, Norteamérica”. Aunque, en 1975, la emigración a Francia fue para Kundera una sorpresa total -“sin la invasión rusa probablemente nunca hubiese abandonado Checoslovaquia”, dice el autor-, al mismo tiempo fue un acontecimiento completamente natural, lógico, necesario y feliz.
Lo que no quiere decir que olvidase su país natal. No sólo en sus novelas -¿Acaso El libro de la risa y el olvido y La insoportable levedad del ser no están llenos de amor por ese país?-, sino también en la vida práctica: Kundera escribe prefacios para los libros traducidos de sus compatriotas -él inspiró y prologó la primera edición de las piezas de Václav Havel, en 1980- y también numerosos artículos. Y su afecto por Francia se fue haciendo cada vez más fuerte. Un afecto indestructible. “Desde entonces, el matrimonio Skvorecky visita Praga de vez en cuando, pero siempre vuelve a su patria. A la patria de su viejo exilio”. Es también el caso del matrimonio Kundera. Su amada Francia se ha convertido en su patria. Su “exilio-patria”.

Jean Daniel es director del Nouvel Observateur. Traducción de José Luis Sánchez-Silva

Las anchas espaldas del poder

Por Javier Darío Restrepo
El uso de los emblemas en la Operación Jaque se hizo a espaldas del Presidente. Esta fue la afirmación con la que se explicaron las erróneas explicaciones del mandatario que rectificaron las imágenes de CNN primero, y de RCN (¡) después, que pusieron en evidencia que el uso de esos emblemas hacía parte del material de engaño previsto para la Operación. (Publica El Colombiano)

También se hizo a las espaldas del Presidente el seguimiento de los detectives del DAS al senador opositor, Gustavo Petro. Aunque contra toda lógica dijo que era una trampa, el Presidente debió admitir el hecho y aceptar la renuncia de la directora del DAS.

La semana pasada un contrito mandatario le dio la cara al país para admitir que se había disparado contra los manifestantes indígenas del Cauca.

Al informar que ni él ni los altos mandos lo sabían, cuando la televisión lo mostró, quedó claro que también esto se había hecho a sus espaldas. Obviamente el policía identificado en el video con su arma en acción, fue destituido.

En otra aparición presidencial durante una ceremonia militar, el Ejército tomó nota de la indignación y vergüenza del Presidente por los falsos positivos en que humildes jóvenes de varias partes del país han sido asesinados y presentados como guerrilleros abatidos en combate. La contrición presidencial se manifestó en la destitución de 25 militares, entre ellos generales, coroneles y mayores que, también en este caso, habían obrado a sus espaldas.

Estas confesiones públicas y los enérgicos actos de destitución o de aceptación de renuncias, se miran con los ojos de sus partidarios como hechos que demuestran la transparencia y franqueza de un Gobierno que hace frente, con la verdad, a los embarazosos episodios.

Los ojos de la oposición son más críticos: ¿qué habría pasado si los medios de comunicación no hubieran revelado estos episodios? ¿Qué desarrollo habrían tenido estos hechos sin la presión internacional sobre derechos humanos? Sobre las destituciones observan que la cuerda se rompe por lo más delgado antes que la atención se fije en los que manejan la cuerda. Reflexionan, además, que los funcionarios cumplen el ingrato papel de fusibles protectores.

Son, pues, hechos ambiguos que pueden ser objeto de miradas y de interpretaciones contradictorias. Pero más allá, hay una preocupación de fondo: el resurgimiento de los prejuicios contra la izquierda. Como en las oscuras épocas del Estatuto de Seguridad, el Gobierno de hoy no logra ver oposición sino la subversión terrorista de las izquierdas.

Por tanto, si el Presidente es quien acusa públicamente a sus opositores, ¿qué de extraño tiene que un funcionario del Das considere que es su deber seguir los pasos de los opositores? Se trata más bien de revisar y desmontar pieza por pieza el síndrome del enemigo, esa enfermedad de la mente que mira al opositor como el enemigo que debe ser destruido y al que debe dársele por la cabeza, según el lenguaje presidencial. A su manera, sus subordinados disparan a la cabeza del enemigo.

Y el periodista indemnizará a la ex mujer de presidente por adjudicarle un romance

El Tribunal Supremo chileno ha condenado a un periodista de este país sudamericano a pagar una indemnización de 30 millones de pesos (34.700 euros) a la ex Miss Universo Cecilia Bolocco por haber afirmado que mantuvo un romance con el escritor brasileño Paulo Coelho en 2001 mientras estaba casada con el ex presidente argentino Carlos Menem. (Con Periodista Latino)

El reportero, Víctor Gutiérrez, tendrá que cumplir además una pena de 61 días de cárcel, un arresto que se realizará de manera “remitida”, es decir, fuera de presidio y presentándose mensualmente ante la Policía de prisiones. El tribunal ha condenado al periodista por ser autor “de injurias graves proferidas en menoscabo” tras una demanda presentada por Bolocco.

Gutiérrez, quien en Estados Unidos se enfrenta a otra demanda del cantante estadounidense Michael Jackson, a quien acusó de actos pedófilos en su libro ‘Michael Jackson fue mi amante’, había presentado una apelación contra la sentencia, recurso que fue rechazado.

El argumento del periodista es que no hay pruebas suficientes para acusarle de injurias y que su intención, al revelar el supuesto romance, “fue entregar una noticia y no injuriar” a la ex esposa de Menem.

Los sitios web gubernamentales como herramientas del control social y del periodismo investigativo

Por Sandra Crucianelli *
La transparencia no se proclama. Se demuestra. Un monitoreo de 160 sitios Web gubernamentales en cuatro países centroamericanos relevó un mejor posicionamiento para Panamá, respecto de El Salvador, Honduras y Nicaragua, pero al mismo tiempo, una tendencia al no cumplimiento de las metas y compromisos asumidos en materia de gobierno electrónico.

El caso de Nicaragua es particularmente grave, por cuanto pudo comprobarse que documentos públicos que se encontraban disponibles en línea hasta diciembre del 2006, a partir del 2007 han desaparecido.

En este país, al momento del monitoreo de la Iniciativa Voluntaria para la Transparencia (EVA) realizado en Managua durante el 2006, los seis sitios Web del gobierno que formaron parte de ese Proyecto, mostraban fortalezas que hoy desaparecieron. Donde se observa más drásticamente este hecho es en el sitio del FISE, Fondo de Inversión Social para la Emergencia, que reportaba en el 2006 un 75 % de funcionalidad, mientras que en la presente medición apenas alcanzó el 17 %, acaso uno de los porcentajes más bajos de los 160 sitios monitoreados en los 4 países centroamericanos.

Lo que se está diciendo aquí es que documentos virtuales, de interés para el reportero y por ende, el ciudadano, han desaparecido de estos sitios. Lamentablemente, analizados en su conjunto, los sitios Web de Nicaragua muestran sesgos cercanos a las herramientas virtuales de propaganda política y no a las vías modernas para acercar información valiosa al ciudadano responsable, el que ejerce el control social.

Esta investigación, realizada entre julio y septiembre de 2007, monitoreó 160 sitios Web gubernamentales a razón de 40 por país, por lo que previamente se diseñó un método de cuantificación de variables de calidad, funcionales a las tareas del reportero investigador y el control social, ya que hasta el momento no se contaba con esa herramienta.

La herramienta, no se basa en normas de calidad de referencia, desarrolladas como parte de las iniciativas de Gobierno Electrónico, ya que éstas no fueron diseñadas con las metas de satisfacer las necesidades informativas del ciudadano, promover el control social y brindar acceso pleno a información pública virtual de importancia para el reportero investigador.

Por eso, la mirada en el diseño de las variables, está enfocada en aquello que un periodista de investigación o un ciudadano, esperarían encontrar en sitios de esta naturaleza.

Ficha de medición

Región: Centroamérica
Cantidad de Países Relevados: 4
Países: El Salvador, Panamá, Honduras y Nicaragua
Fecha de la medición: 3 al 10 de septiembre de 2007
Cantidad de sitios Web gubernamentales totales: 160
Cantidad de sitios Web gubernamentales por país: 40
Lista de sitios por país: Se utilizó el Software Copernic para la recuperación electrónica de los dominios gubernamentales de cada país.
Metodología de Selección de Sitios: Aleatoria, por sorteo simple sin reposición, hasta completar la posición número 40.
Variables analizadas: 12, más el registro del año correspondiente a la última actualización, con relación a datos funcionales al control social o investigación periodística.

Metodología del análisis

Los sitios Web de los gobiernos, a través de iniciativas relacionadas con el gobierno electrónico, pueden constituirse en herramientas efectivas para:

1. Mejorar el acceso a la información.
2. Favorecer la obtención de documentos oficiales por parte de los periodistas.
3. Promover el control social y constituirse en herramienta practica para transparentar los actos de gobierno.

Para el caso de los cuatro países en estudio, las barreras para la obtención de documentos públicos usando la vía electrónica, evidenciaron al momento de realizar esta investigación, limitantes en materia de acceso.
Aunque Panamá muestra avances en esta materia y estando en vigencia su Ley de Acceso a la Información (Ley de Transparencia), no podemos obviar el hecho de que más de 100 reporteros, en los 4 países, que habían tomado capacitaciones durante el 2006 en torno a este tema, manifestaron no percibir interés político por entregar documentos públicos al ciudadano y por ende al periodista, sea por la vía física, sea por la vía virtual.

Así las cosas, la entrega de documentos públicos, como regla general, continúa dependiendo más de la voluntad de quien los entrega, que del apego a la norma jurídica.

Esta limitante se manifiesta en las insuficientes partidas presupuestarias asignadas para la atención de oficinas de acceso a la información en diferentes estamentos del gobierno. Esto alcanza también a las propuestas de gobierno electrónico, todavía en incipiente desarrollo para Honduras, El Salvador y Nicaragua, no así Panamá, que, como ya se dijo, muestra un mayor grado de avance en este sentido, aunque tampoco es el ideal.

Esto quiere decir que, haciendo esta salvedad, el volumen de documentos públicos que un reportero panameño podía encontrar en sitios Web del Gobierno de ese país, a la fecha de este reporte, era mucho mayor que el volumen de documentos públicos en línea que podía encontrar un reportero de Honduras, El Salvador y mucho menos en Nicaragua, donde por el contrario, se observó un notorio deterioro en esta materia, desde 2006 a septiembre del 2007.

Variables Estudiadas

La fiscalización periodística mediante técnicas documentales es un eje vital para la promoción de la Transparencia y la Gobernabilidad, por cuanto promueve el control social.

En tiempos de la Internet, los sitios Web de los gobiernos intentan ser la réplica de las oficinas físicas del Estado, por lo que la documentación contenida en los mismos adquiere la característica de pública y oficial.

En aras de esta función propia del periodismo, la del perro guardián de la sociedad, se monitorearon 40 dominios gubernamentales en cuatro países centroamericanos: Panamá, El Salvador, Honduras y Nicaragua.

Para ello, fue necesario diseñar un modelo de cuantificación mediante el diseño de variables, funcionales a la labor periodística, y por ende al control social.

Hay que destacar que estos parámetros, si bien guardan estrecha relación, no son idénticos a los que frecuentemente se utilizan en el marco de los proyectos de Gobierno Electrónico. En esos casos hay otras normas de calidad, ya que el objetivo es diferente y tiende a la modernización del Estado, convirtiendo a estos dominios no en meramente informativos como lo son muchos al presente todavía, sino en transaccionales; es decir, en plataformas virtuales capaces de permitir el acceso a la información, pero también de facilitar las acciones que incentiven el comercio, la industria, el cumplimiento con el fisco, etc.

Pero la cuestión que nos ocupa es de otra naturaleza. Tiene como meta cuantificar la funcionalidad de estos sitios respecto de lo que un periodista espera encontrar en aquellos, del mismo modo que lo haría un ciudadano deseoso de ejercitar el control social de las acciones de gobierno.

Cuando la variable reunía las condiciones de funcionalidad requeridas se asignó un punto; caso contrario, cero.

Las variables diseñadas y bajo estudio posterior resultaron:

1. MS = Mapa del sitio: Es imprescindible para que el investigador no se pierda dentro de la página o del portal. Debe ofrecerse completo y de fácil localización visual en la página de inicio. El mapa de sitio es como una brújula en el mar y desde esta posición la búsqueda de información se simplifica y por ende se aumenta el acceso a la misma.
2. FC = Fuente de contacto: Los nombres y apellidos completos de todos los funcionarios, con su cargo respectivo en la oficina relevada. Esta variable es muy importante, aunque generalmente pasa desapercibida. La tarea del periodista va mucho más allá de recuperar información por la vía electrónica y acercarle esos datos al público. El periodista debe garantizarle a su audiencia la vigencia de los datos que maneja, apelando al chequeo correspondiente, así como garantizar una correcta interpretación que requiere una práctica cuidadosa en el entorno digital. En razón de esto, los sitios Web oficiales deben disponer de vías identificables para corroborar la vigencia de la documentación en línea. Los formularios electrónicos impersonales no son adecuados para tal fin y por ende es necesario que la oficina mantenga a la vista la nómina de funcionarios, que serán las personas -de carne y hueso- responsables por la información que se proporciona en línea al reportero. El no considerar este requisito ubicaría al periodista en el escenario de las fuentes “generales”, las cuales tienen el sesgo del anonimato, impropio para la documentación profesional.
3. ML = Marco legal: El reportero investigador tiene por misión ir detrás de verdades sociales importantes que están relacionadas con un asunto ilegítimamente secreto. Hay una vinculación directamente proporcional entre esa “ilegitimidad” y el incumplimiento de las leyes en vigencia. Por esta razón el investigador debe encontrar de manera rápida y sencilla, las leyes o decretos que regulan el funcionamiento de las tareas que cada oficina del Estado.
4. PS = Presupuesto de la oficina: Es una pauta de calidad directamente proporcional a la Transparencia en la gestión pública. Cada oficina del Estado debería mostrar su presupuesto, desglosado en partidas y sub-partidas, tanto el diseñado como el ejecutado. La condición de idealidad está dada por la presencia de aquel documento que reporte actualización al último semestre o trimestre, respecto de la fecha en la que se realiza la búsqueda.
5. SD = Sueldos de los funcionarios (documentados). Es otro parámetro de Transparencia. Las escalas salariales, así como datos de las plantillas de empleados públicos, permiten el control social tanto de la planta estable como de la contratada o temporal. Análisis de escalas salariales y plantel político designado pueden ayudar, en el marco de lo que se conoce como “tráfico de influencias”, tema de habitual abordaje en periodismo de investigación. Generalmente enlaces de “Transparencia” conducen a estas planillas; por eso es importante que los enlaces citados estén visibles y completos. Se asigna un punto a esta variable cuando se encuentran las direcciones de correo electrónico de los principales funcionarios de la oficina pública, de modo que quien consulta la información pueda ponerse en contacto directo con esa fuente.
6. CO = Consultas en línea: Cuando se pueden consultar bases de datos públicas conforme diferentes criterios; por ejemplo la consulta de expedientes administrativos.
7. TO = Trámites en línea: Para el ciudadano, cuanto menos burocracia, mejor. Por ejemplo, imprimir el comprobante de su deuda fiscal resulta importante, pero también lo es que pueda imprimir el formulario de pago, solicitar un turno hospitalario, radicar una denuncia, inscribirse como proveedor, etc.
8. LP = Listado de Proveedores: Cada oficina debería proveer al ciudadano, y en este caso al reportero investigador, el listado completo de los proveedores a los cuales recurre el Estado a la hora de las compras oficiales. Este listado debe cumplir con ciertos requisitos, siendo indispensable que contenga la fecha de alta de cada integrante del registro, los montos abonados, el tipo de servicio o compra por el que se le pagó y el acumulativo por rango de fechas respecto de cada proveedor. No califican para la asignación del punto a esta variable, aquellos soportes que no permitan la exportación de los datos a Excel para su procesamiento, ni aquellos que no permitan la recuperación electrónica de la lista de proveedores completa.
9. CP = Compras y Licitaciones del Estado: El listado de proveedores es importante, pero estos datos no son suficientes. Es necesario que además se informe al ciudadano qué se compra, a qué precio y cuándo. La variable obtiene un punto cuando del mismo modo aparecen los pliegos de condiciones para las licitaciones de cada oficina, así como los resultados del proceso. En este último caso es importante que el pliego licitatorio sea público y por ende, de fácil acceso, sin necesidad de suscripción previa para la consulta. No califican para el puntaje las oficinas que muestran solo algunas compras (como papel para impresión) y dejan afuera otros insumos de consumo obligado para cualquier dependencia del Estado, como tinta, agua mineral o elementos de limpieza.
10. ES = Estadísticas: Las estadísticas de cada oficina, conforme sea la tarea que cumple, deben estar disponibles y actualizadas. El acceso a las mismas debe ser de fácil visualización. Los formatos para este tipo de consultas deben ser los adecuados y evitarse tanto en esta variable como en cualquiera que contenga datos numéricos, el uso del formato fotográfico o PDF. Los presupuestos, sueldos y compras deben reportarse en formato Excel, evitando el uso de documentos en otros formatos, a menos que sean simultáneos, ya que la información contenida en aquellos que no sean Hojas de Cálculo, no pueden ser exportados de manera sencilla, para un procesamiento propio posterior. Excel siempre debe estar como opción. Esta es una condición necesaria para que se le asigne un punto a la variable.
11. RF = Resoluciones y Fallos: Toda oficina del Estado está sujeta a controles o auditorias. Fallos y resoluciones deben estar en línea. Del mismo modo, si la oficina es autoridad de aplicación en algún área de la provisión de servicios públicos (transporte, agua, luz, gas) o de empresas que están bajo su órbita (como las que producen deshechos industriales), los reportes de este tipo de gestión deben estar en línea, debidamente actualizados.
12. AC = Actualización: La funcionalidad de la información que es puesta en línea y por tanto ofrecida al ciudadano, debe estar actualizada, como mínimo, a un semestre de intervalo respecto del momento de la consulta.

Análisis comparativo

Un obstáculo repetido en los 4 países resultó el formato inadecuado en el que suelen presentarse las tablas con información numérica, como Estadísticas y Presupuestos.

A excepción de las fotografías, el formato de imagen GIF no es el adecuado para ofrecer información virtual como gráficos, tablas o resoluciones, a menos que la intención sea que el mismo no sea analizado o procesado a partir de sus datos primarios.

Lo mismo ocurre cuando se apela al formato de PDF. En general se considera a PDF como un formato seguro y adecuado para ofrecer información confiable. Sí lo es, siempre y cuando las estadísticas, tablas y gráficos se ofrezcan en simultáneo en Hojas de Cálculo de Excel o en tablas de Word de fácil procesamiento. El PDF opera como un condicionante del control social. Aunque hay programas informáticos que permiten trasladar los datos a hojas de cálculo, ello establece un escollo indudable en materia de acceso a la información virtual, que los sitios Web gubernamentales deberían evitar si su intención es demostrar acciones de gobierno transparentes.

Otras veces, se observó que la información no está completa: los Indicadores para la Contratación Pública, los Precios Unitarios, las Imputaciones, el Financiamiento Externo, las Transferencias Municipales, son parámetros que deben informarse en detalle, con desglose de partidas. La falta de acceso, por acción u omisión, conspira finalmente contra la Transparencia de toda gestión de gobierno, sea ésta ejecutiva, legislativa o judicial.

La voluntad política por transparentar acciones de gobiernos está directamente relacionada con la entrega de información relacionada con el manejo de los fondos públicos.

Y la conclusión de este estudio resultó que, justamente las 4 variables relacionadas con el manejo de fondos del Estado (Presupuesto, Compras, Proveedores y Sueldos), son las más deficientes en cantidad y calidad de la información proporcionada en línea.

De las mediciones de 40 sitios por país los resultados globales fueron:
MS FC CO ES TO PS CP RF LP SD ML AC PPT P % F
PANAMA 11 25 25 26 19 9 17 28 11 26 38 25 6.5 54
HONDURAS 13 31 24 21 9 12 14 21 7 7 32 23 5.8 48
NICARAGUA 6 24 22 16 6 4 3 30 1 0 30 24 5 42
EL SALVADOR 24 22 18 19 15 7 4 7 2 0 22 15 5 40
TOTAL 54 102 89 82 49 32 38 86 21 33 122 87

PPT = Es el Promedio de Puntos que alcanza cada país considerando los puntajes totales alcanzados por cada uno de los 40 sitios.
P % F = Es el Promedio del % de Funcionalidad que alcanza cada país considerando los % de Funcionalidad alcanzados por los 40 sitios.
Del monitoreo resultó que Panamá lideró en 8 de las 12 variables analizadas: Consultas on Line, Estadísticas, Trámites on line, Compras del Estado, Lista de Proveedores, Sueldos de Funcionarios, Marco Legal y Actualización, que aparecen en la primera fila de la tabla, marcadas en color verde.

Para el Mapa de Sitio el país que mejor cumple es El Salvador (24 de 40 sitios); para el Presupuesto y las Fuentes de Consulta el país que mejor cumple es Honduras (12 de 40 sitios).
Nicaragua solamente lidera en la variable Resoluciones y Fallos.
En cuanto a las expectativas de operaciones transaccionales, exceptuando Panamá, -que viene desarrollando un programa de gobierno electrónico más acentuado-, merece destacarse el avance de El Salvador, con 15 de 40 sitios con puntaje para esta variable, máxime considerando que este recurso virtual hubiera resultado impensado unos años atrás.
Ningún país alcanza en promedio el 75 % de funcionalidad necesaria, básicamente por los bajos puntajes obtenidos en las siguientes variables: Presupuesto, Compras, Proveedores y Sueldos.
Estas cuatro variables están directamente relacionadas con el manejo de los fondos del Estado.
Control del Gasto Público: Con relación a los entes o instituciones encargados de supervisar o controlar el gasto público, los porcentajes de funcionalidad relacionados con las necesidades o expectativas del reportero investigador resultaron conforme ilustra el cuadro:

TABLA PORCENTAJE FUNCIONALIDAD ENTES DE CONTROL
Honduras: 67 % F (Tribunal Superior de Cuentas)
Panamá: 58 % F (Contraloría de la Nación)
Nicaragua: 58 % F (Contraloría de la República)
El Salvador: 50 % F (Corte de Cuentas)

TABLA PUNTAJE POR VARIABLE ENTES DE CONTROL
MS FC CO ES TO PS CP RF LP SD ML AC PT %
HONDURAS 0 1 1 0 1 0 1 1 1 0 1 1 8 67
PANAMA 1 1 1 1 0 0 0 1 0 0 1 1 7 58
NICARAGUA 1 1 1 1 0 0 0 1 0 1 1 1 7 58
EL SALV. 1 1 0 1 1 1 0 0 0 0 1 0 6 50

De aquí se dedujo que para las 4 variables asociadas a fondos del Estado (PS, CP, LP y SD) el Tribunal Superior de Cuentas de Honduras mostró 2 de 4 variables con puntaje: Compras y Proveedores, siendo por ello además, el país mejor posicionado; en cambio, Panamá no obtuvo puntaje en ninguna de estas 4 variables, pese a ser el país que globalmente mejores resultados evidenció.

Asimismo, la Contraloría de Nicaragua fue la única de estas 4 oficinas que exhibió los sueldos de sus funcionarios. La Corte de Cuentas de El Salvador fue la única de estas 4 oficinas que exhibió la ejecución de su propio presupuesto actualizado.

Recomendaciones

Con base al panorama observado en los cuatro países que fueron analizados en este monitoreo, se vislumbran como necesarias las siguientes acciones:

1. Difundir conocimientos respecto del uso de las nuevas tecnologías como herramientas para un mejor acceso a la información.

2. El acceso a la información electrónica es un eje esencial para el fortalecimiento de la gobernabilidad. En un mundo digitalizado como el que vivimos, resultarían positivas alianzas entre los grupos de trabajo que promueven el acceso a la información y los que trabajan en iniciativas de gobierno electrónico, a los fines de diseñar programas que se complementen, ya que ambos componentes tienen estrecha relación con la promoción de la Transparencia.

3. Se sugiere promover el control social utilizando Internet mediante alianzas con organizaciones de la sociedad civil, dispuestas a trabajar en este campo.

4. Diseñar modelos de capacitación para reporteros y ciudadanos, empleando los métodos de coaching personalizado, elaborando contenidos específicos por país no solamente teniendo en cuenta las herramientas informáticas en línea, sino además, los temas que son de interés social para cada comunidad. Dentro de este modelo se incluyen las mediciones de acceso a la información virtual y su correspondiente monitoreo.

5. Promover la cobertura del acceso a documentos públicos como tema noticiable, comunicable a las audiencias, mediante investigaciones periodísticas y trabajos de campo.

6. Impulsar investigaciones periodísticas basadas en rastreos documentales en línea y motorizadas por becas, premios o cualquier incentivo relacionado con la capacitación, capaz de atraer el interés de los periodistas.

7. Fomentar la asociación del tema de acceso a la documentación con el concepto de Transparencia y Gobernabilidad. Estas dos áreas aparecen desconectadas, en especial en el ámbito de la prensa y por ende, eso se traduce en el producto que los medios ofrecen a sus audiencias.

8. Mejorar las habilidades informáticas de ciudadanos y periodistas en materia de documentación virtual.

9. Establecer programas de monitoreo de los principales sitios Web de los gobiernos y publicación de los resultados, siendo necesaria en este campo una constante actualización, dada la dinámica que ofrecen los mismos.

10. Fomentar la creación y/o funcionamiento de centros con conectividad a Internet de rápido acceso en ciudades estratégicas fuera de las capitales.

11. Diseñar un proyecto a mediano plazo que permita la recuperación documental de los distintos reportes de interés para el ciudadano y el periodista investigador, que se encuentran dispersos y perdidos en una gran red de sitios gubernamentales. Esta situación suele desalentar las búsquedas y por ende, imposibilita hallazgos documentales relevantes. Podría resultar funcional a esta necesidad la creación de un centro de documentación virtual para cada país, con un motor de búsqueda interno que responda a varios parámetros en simultáneo. Ello podría constituir una herramienta valiosísima a la hora de favorecer el acceso a la información digital.

* Sandra Crucianelli es periodista argentina, miembro de FOPEA, especializada en consultoría y profesionalización de periodistas. Actualmente imparte un curso en línea para el Knight Center for Journalism in the Americas. Este estudio fue realizado para Alianza Regional por la Libertad de Expresión e Información, y se reproducen en SdP sus partes sustanciales con autorización expresa de su autora.

El debate más largo de la historia

Por: Mario Morales
Nada como esa imagen de impotencia del presidente Uribe en un puente peatonal el domingo en Cali, muestra su estado de conmoción interior. Descompuesto trataba de convencer a los pocos indígenas que estaban en el Centro Administrativo Municipal para que se quedaran. (Publica El Espectador)

Los demás, citados desde las 10 de la mañana para discutir con el mandatario la agenda de cinco puntos que está en el origen de este conflicto social, cansados de esperar ya se habían ido.

Desde el sábado había tensión sobre el lugar y metodología del encuentro. Coherentes con sus costumbres los indígenas no querían una reunión a puerta cerrada con delegados, sino con la comunidad en pleno. No entendían los temores en pleno fervor de la seguridad democrática. Menos iban a aceptar el juego mediático que el Gobierno había montado, a manera de consejo comunitario en Telepacífico y retransmisión del Canal Institucional.

Sabían de la habilidad del Presidente frente a los medios. Conocían el antecedente del profesor Moncayo, derrotado por nocaut y en directo en la plaza de Bolívar de Bogotá adonde llegó luego de una valiente marcha desde el sur del país para pedir la liberación de su hijo secuestrado por las Farc.

Fue entonces cuando se evidenció la estrategia errática y desesperada del Gobierno, primero poniendo como razonero al gobernador del Valle, luego como emisario, a las malas, al Mininterior y finalmente, al mismo Presidente como centro de insultos de los indígenas que se sentían irrespetados a pesar de la urgencia de su llamado porque 18 de sus pueblos están a punto de desaparecer, del problema de tierras y del asesinato —según sus organizaciones— de más de 1.200 de ellos, en los últimos seis años.

Para el Gobierno el retraso fue de sólo unas horitas, para los indígenas la demora suma cuatro años, desde que Uribe se comprometió a escucharlos luego de que la Minga marchó hasta Cali. Para la historia este es el debate más aplazado del mundo, completa dos siglos de espera y sin solución a la vista.

Suscribir
Facebook
YOUTUBE
LinkedIn
Instagram