El desplome de las escuelas de periodismo y de la fantasía del periodismo objetivo

Para el ex periodista y bloguero Chris Lynch, las escuelas de periodismo se reducirán drásticamente en los próximos años. Las que quedarán serán radicalmente diferentes: los alumnos ya no se enfocaran en la creación de contenidos y dejarán de lado finalmente la “estúpida fantasía del periodismo objetivo”.

La lógica de Lynch es la siguiente: se consolidará una “elite de lectores”, que será pequeña en número, con dinero y la única dispuesta a pagar por creadores profesionales de contenido. Con una audiencia tan pequeña (y por lo tanto pocos puestos de trabajo como periodista profesional), ¿tiene sentido que sigan existiendo las escuelas de periodismo? Según Lynch: los mejores creadores de contenidos no irán a escuelas de periodismo y vendrán de otras áreas especializadas (¿acaso no era así antes?).

Esto ocasionará que se desplome la falacia del “periodismo objetivo”. A los alumnos aún les enseñan simplemente a llamar a la gente, recolectar información y hacer una nota con la fórmula “él/ella, dijo”. Ya sea en texto, audio o video, esta fórmula denota la falacia de que si uno puede tener citas de dos partes opuestas y las pone en una nota está siendo un buen periodista. Y si es muy bueno, incluso puede ser llamado a la TV como “experto”. Pero la realidad es que la mayoría de periodistas no son expertos en nada: sólo reportan sobre gente que es experta. Lea la nota completa en The Lynch Blog.

El texto de Lynch fue contestado por Jean Folkers, decana de la Universidad de Carolina del Norte. Para la académica, la educación en periodismo está lejos de ser perfecta, pero los cambios están sucediendo rápidamente y las escuelas de periodismo son el futuro.
http://weblogs.jomc.unc.edu/connecting/?p=78
Via Knight Center

¿Está echada la suerte?

Por: Mario Morales
Duró muy poo la ilusión de una campaña emocionante, pluralista y abierta. Fueron suficientes las primeras encuestas que son, a todas luces, lapidarias. A esta altura la única incógnita es saber si habrá segunda vuelta. (Publica El Espectador)
Ni el debate ni las fórmulas vicepresidenciales ni las entrevistas ni las estrategias de mercadeo han servido para mover a un electorado que, fiel a su tradición, no necesita pensarse para decidir a quién darle su voto.

La favorabilidad tempranera por Santos (sin haber escuchado sus propuestas e incluso antes de ser candidato) es la respuesta condicionada forjada durante dos siglos a punta de tácticas del miedo que exacerban las fobias y temores inscritos en nuestra alma colectiva.

No obstante que reconocen que los problemas más graves del país tienen que ver con desempleo, pobreza y salud, los encuestados abren la brecha entre Santos y los demás en el manejo de los temas de orden público y relaciones con los vecinos.

Es la clásica ambivalencia entre saber qué es lo que el país necesita pero votar, inhibidos y traumatizados, por la confrontación, de nuevo aupada por la torpeza de la guerrilla, que en su afán por desprestigiar la seguridad democrática activa el búmeran que induce a reelegirla. A su lado comen dichosas las fuerzas oscuras de siempre que, señalando o suplantando la subversión, contribuyen a crear esta atmósfera de incertidumbre y de terror.

El resto lo hace el discurso belicista. Así, el electorado reacciona como un péndulo entre el físico miedo y esa proverbial fascinación por la tradición guerrera, oportunista y de odios (tan profundizados en estos ocho años), y de la que dan cuenta encuestas, narco novelas y resultados electorales, auténticas fotografías de lo que de veras somos.

Ese determinismo sólo lo podrían vencer la participación del país que no vota (y que es escéptico porque supone estas cosas), o un improbable acuerdo por la decencia entre candidatos con otras propuestas, si dejan de mirarse en sus espejitos de Blanca Nieves.

De lo contrario seguiremos repitiendo esta triste historia de sabernos un país con buenas ideas y líderes idóneos pero donde siempre gana la guerra.

Compra de 50% de Prisa por Liberty provocará que ‘El País’ “baje calidad, en personal y al final sea mal producto periodistico

Xosé Manuel Pereiro (Monforte de Lemos, 1956), decano del Colexio Profesional de Xornalistas de Galicia es un reputado profesional del Periodismo curtido durante casi cuatro décadas en prensa escrita, online, radio y televisión.

Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense, ha sido redactor en el Faro de Vigo y La Voz de Galicia, así como de las radio Ondas Galicia y Radio Nacional.

Además de guionista de programas de televisión de TVE y TVG, ha puesto en marcha proyectos culturales en revistas La Naval y en portales de internet como Bravu.net, y escrito libros de textos periodísticos (Si home si, Edicións Xerais de Galicia)

En la actualidad es columnista habitual en La Opinión de A Coruña e Faro de Vigo, así como de diversas publicaciones online.

Es redactor de TVE en Galicia desde 1988 y desde 1985 corresponsal en esta Comunidad Autónoma de El País.

Precisamente sobre El País, Periodista Digital ha mantenido una conversación telefónica con él para conocer sus impresiones, tanto como representante de los periodistas gallegos como desde su experiencia como fajado reportero y hombre conocedor de los entresijos de la cabecera de Prisa, sobre las implicaciones de que un fondo de inversión especulativo norteamericano (Liberty Acquisition Holdings) se haga con el 50% de Prisa, el mayor grupo de comunicación en castellano y portugués.

— ¿Cómo valora la reacción de los trabajadores en el comunicado, de los Comités de Empresa, remitido el miércoles a la sociedad española denunciando que estaban siendo ninguneados y mantenidos en la oscuridad respecto a la venta de Prisa –El País, la Ser y Cuatro exigen a Prisa transparencia sobre cómo les afecta que el fondo de inversión Liberty se haga con más de la mitad del grupo–?

— Es evidente que los trabajadores estén preocupados porque las experiencias de este tipo que se han dado, con empresas ajenas al mundo de la comunicación, no son buenas. Las empresas no entienden este mundo.

El director de El País convocó al día siguiente a toda la plantilla para calmar los ánimos, minimizar los efectos de la crisis económica y asegurar que, en realidad, la entrada de Liberty tiene como fin garantizar la independencia de El País –Javier Moreno, a la redacción de ‘El País’: “Los ingresos han caído, pero no le hemos quitado ni un duro a los periodistas”–. En su opinión, ¿qué es lo que implica la entrada de un fondo de inversión en una gran empresa periodística y en concreto en Prisa?

— Al final lo que va a ocurrir es que el producto periodístico baje en calidad, se haga con menos personas y al final sea malo. Pero esto no es exclusivo de este medio sino que la crisis ha provocado que se recorten gastos y personal en muchos medios y, aunque los quince primeros días, no se note, al final la calidad del producto periodístico baje.

— ¿Ha tenido ocasión de hablar del tema con directivos de El País y qué respuestas le han llegado, como decano de los periodistas gallegos?

— No. De momento lo único que hemos hecho ha sido reproducir el comunicado oficial. De hecho, de momento no tenemos pensado hacer nada puesto que ningún colegiado se ha puesto en contacto con nosotros.
Publica Periodista Digital

Twitter, la poderosa herramienta de Córdoba

Por: Esther Rebollo / EFE
La senadora Piedad Córdoba, encontró en el micro-blog una forma para contar los operativos para la liberación de los secuestrados.
La siempre polémica congresista colombiana, quien renovó su escaño en el Senado por el Partido Liberal en las elecciones del pasado 14 de marzo, ha recibido un sinfín de críticas del Gobierno por su cercanía con las FARC, a pesar de que ha demostrado ser la única capaz de hablar con la guerrilla y negociar la liberación de rehenes.

El Gobierno del presidente Álvaro Uribe le ha dado la potestad en varias ocasiones para mediar con los rebeldes, pero también se la ha quitado otras tantas, especialmente por los comentarios públicos de la senadora.

Y es que Córdoba, una mulata siempre ataviada con un turbante, ha participado en distintas misiones que han dado como resultado la liberación de una docena de secuestrados desde 2008, y ahora vuelve a ser protagonista de la misión humanitaria que llevará a la libertad a otros dos militares cautivos en Colombia.

Si bien el propio Uribe ha reiterado que su único interlocutor en las misiones de liberación de rehenes es el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), Córdoba es quien tiene toda la información al respecto y la comunica a través de Twitter.

De hecho, la página de Piedad Córdoba en la red social es en estos días una de las más visitadas en Colombia.

Así, Córdoba ha detallado paso a paso los pormenores del operativo, desde sus percepciones de cómo se han ido celebrando los contactos con las FARC y con el propio Gobierno, hasta las incidencias climáticas de su viaje a Brasil desde donde hoy partieron los aviones que recogerán a los rehenes.

“Acabamos de aterrizar en Bocas de Querari en el Vaupés, frontera Brasil y Colombia. Estamos reabasteciendo combustible”, dice una de las numerosas frases que Córdoba ha enviado a través de la red y que en este caso confirmó que los helicópteros se encontraban ya en territorio colombiano.

Detalles como que “el clima es muy caliente”, lo que implica que la operación no se retrasa, o sobre sus reuniones con los generales brasileños que están facilitando la logística sirven para tranquilizar especialmente a los familiares de los secuestrados que esperan con ansia e incertidumbre la llegada de sus seres queridos.

Por Twitter se conoció también en dónde pernoctó la misión humanitaria. “En una guarnición militar” de Sao Gabriel da Cachoeira, localidad de la que Córdoba explicó que tiene una población “98% indígena, sólo se accede x barco o aire, son muy hospitalarios y esperan también a la Reina de Suecia”.

El hecho de que los Reyes de Suecia visiten mañana la aislada localidad brasileña fue asumido con asombro por los usuarios de la red social, ya que permite internacionalizar aún más este episodio del conflicto colombiano.

Córdoba también expresó a través de Twitter su emoción y alegría, convencida de que todo va por buen camino.

“Llevo cartas y fotos q envían l@s familiares a los secuestrados que se quedan en la selva. Trataremos d q se las hagan llegar”, prosiguió en sus relatos breves y con un particular lenguaje cibernético.

La dueña y señora de la misión humanitaria expresó igualmente los momentos más emotivos que está viviendo el grupo: “rezando… aún guardo la esperanza que a pesar d las dificultades se puedan entregar los restos del mayor Guevara. Arrancan liberaciones”.

La senadora hacía referencia en ese texto a los restos del mayor Julián Guevara, muerto durante su cautiverio, y que las FARC se comprometieron a entregar junto al soldado Josué Daniel Calvo, quien sería liberado mañana, y al sargento Pablo Emilio Moncayo, cuyo operativo de liberación se cumpliría el próximo martes. Esto lo escribió momentos antes de partir a Brasil y despedirse con las palabras “desconecto Twitter”.
Fuente El Espectador

Murdoch muestra al editor del NYT como un hombre poco viril

Guerra de medios. Una cabecera de Murdoch ha llamado a Sulzberger ‘afeminado’, aunque sin que la palabra aparezca impresa. Y es que una imagen vale más que mil palabras.

Este fin de semana, el suplemento de Murdoch ‘Weekend Journal’ (Dominical del ‘The Wall Street Journal’) ha dedicado su portada a los estudios que indican que las mujeres de los países desarrollados prefieren a los hombres que tienen un aspecto más femenino, un artículo que en páginas interiores lleva por título “Por qué las mujeres no quieren a los ‘macho men”, comor recoge la revista Vanity Fair en el artículo “Murdoch to Sulzberger: You Are a Girly Man”.

En el artículo aparecen varias fotografías de hombres supuestamente poco masculinos. Una de las dos imágenes principales, en la parte inferior de la portada, es la del máximo responsable de uno de los diarios más importantes del planeta, ‘The New York Times’: Arthur Sulzberger.

MENSAJE SUBLIMINAL

Un blog de la revista ‘Vanity Fair’, que ha sacado a relucir este mensaje casi subliminal, recuerda que la opinión de Murdoch sobre el editor del ‘Times’ es que tiene “cierta ausencia de virilidad”.

Casualidad o anécdota, parece un paso más en una guerra abierta entre medios. Este mismo mes, Murdoch anunció la publicación de un cuadernillo de información local en ‘The Wall Street Journal’ para competir cuerpo a cuerpo con ‘The New York Times’ en la ciudad de los rascacielos.
Con Priodista Digital

Suscribir
Facebook
YOUTUBE
LinkedIn
Instagram