Masiva protesta en Internet contra leyes antipiratería de EE UU

(Con Medios Latinos)”Detengan la Piratería, no la Libertad”, con este texto Google se suma a las acciones de protesta en Internet contra la ley antipiratería que se debate actualmente en los Estados Unidos. Si bien se han anunciado manifestaciones contra los proyectos SOPA (Stop Online Piracy Act) y PIPA (Protect IP Act), no se esperan grandes cortes de servicios, como se evaluó en un primer momento.

Entre las empresas que se suman a las protestas figuran también Reddit, Wikipedia, Mozilla, Internet Archive o WordPress. Cada una de ellas tiene intereses diferenciados y una posición propia para protestar contra los proyectos de ley. Desde Google anunciaron que no cortarán sus servicios por considerarlo algo irracional. Su modo de sumarse a la protesta es a través de información en la portada del buscador. Algo similar ocurriría con Twitter y Facebook, que tampoco cortarán sus servicios. Si bien han expresado su oposición al proyecto de ley, entienden que en la lucha contra la censura es más importante mantener estas redes abiertas que apagarlas. Más allá de las medidas concretas, el anuncio de un apagón digital ha conseguido llamar la atención del público en torno al polémico proyecto de ley. También ha tenido su impacto sobre el Congreso de los Estados Unidos, que ha decidido congelar el proyecto hasta obtener un mayor consenso.

Los políticos de EE UU reaccionan divididos a la jornada de protesta en Internet
Mientras algunos retiran su apoyo a las leyes antipiratería o piden más tiempo para discutirlas, el promotor de la ley SOPA agiliza su debate.-Wikipedia o Reddit apagan su sitio en inglés.- Google y otros publican mensajes contra las mismas

LO QUE PUBLICA EL PAÍS DE ESPAÑA

Crece la protesta en Internet contra las leyes antipiratería de EE UU.

Por Cristina F. Pereda

La jornada de protesta en Internet contra las leyes antipiratería de Estados Unidos ha provocado distintas reacciones políticas. El republicano Marco Rubio es el primer senador que retira su apoyo a estas leyes. Hoy ha anunciado que dejaría de respaldar la ley PIPA, a pesar de que él mismo había impulsado la propuesta. Otro senador republicano, el tejano John Cornyn, ha pedido a las dos cámaras que se tomen más tiempo para estudiar los textos antes de someterlos a votación. “Robar contenido es un delito, así de simple, pero las preocupaciones sobre el daño que se pueda causar a Internet y a la innovación en el sector tecnológico exigen un equilibrio mucho más precavido, y eso requiere tiempo”.

El legislador tejano Lamar Smith ha anunciado, por el contrario, que la ley SOPA volverá a debatirse en el hemiciclo el mes que viene. El fin de semana pasado, y ante la magnitud de las inminentes protestas de sitios como Google y Wikipedia, había retirado la propuesta de ley hasta que un nuevo consenso permitiera seguir adelante. “Seguiremos invitando a representantes de la industria y legisladores para hallar el modo de combatir la piratería en Internet y aprobar una legislación que proteja a los consumidores, empresarios y puestos de trabajo de ladrones extranjeros que roban propiedad intelectual estadounidense”, ha declarado Smith. La Casa Blanca emitió un comunicado el pasado viernes anunciando que no apoyaría ninguna legislación que “reduzca la libertad de expresión, aumente los riesgos contra seguridad online o perjudique el dinamismo e innovación en Internet”.

Durante la jornada del miércoles, muchas webs de EE UU mostraron su oposición a estas leyes. “Imagina un mundo sin Craiglist, Wikipedia, Google…” Así empieza el mensaje que Craiglist, el sitio de anuncios breves, ha colgado en su página de inicio en el sitio estadounidense para protestar por las leyes antipiratería que discuten tanto el Senado (PIPA) como la Cámara de Representantes (SOPA) en aquel país. Es uno de los sitios que se ha sumado a la protesta contra las mismas. Una protesta que crece. Inicialmente fue el sitio Reddit el que tomó la iniciativa de sustituir sus servicios habituales por un mensaje contra le ley y una petición para que los ciudadanos norteamericanos se dirigieran a sus representantes para solicitar que impidan el progreso de estas normativas. Luego se sumaron al apagón otros sitios. El más popular es Wikipedia, cuya edición en Estados Unidos no puede consultarse hoy. Google no ha cerrado el buscador pero en el sitio estadounidense presenta un enlace “(Por favor, no censuréis la web”) que remite a una página en la que presenta un mensaje para que el internauta lo remita pidiendo que no se voten las citadas leyes. Efe cifra en 10.000 los sitios de distinta envergadura que han participado en la protesta de una forma u otra e incluso han surgido páginas que reseñan el seguimiento de la huelga, como www.sopastrike.com. Mozilla, la impulsora de Firefox, también redirige en Estados Unidos temporalmente a una página de información y protesta contra las citadas leyes; en su mensaje reclama una web abierta. Boingboing, el popular blog informativo, también está a oscuras y ofrece enlaces a entidades que combaten los proyectos legislativos.

Al apagón que promovió Wikipedia también se ha unido la plataforma de blogs WordPress.org con una portada en negro, aunque los usuarios han podido seguir actualizando sus blogs, accediendo a la documentación de la web e incluso han podido instalarse pantallas de protesta contra la legislación gracias a ‘plugins’ creados para la ocasión. MoveOn.org, Good.is, TwitPic (uno de los servicios de publicación de imágenes a través de Twitter), dotSUB, Internet Archive, Free Press, Mojang y Minecraft son otros nombres de la protesta.

Los argumentos más comunes son que las leyes en debate anulan la innovación en Internet y frenan la libertad de expresión. “Nos quieren convertir en criminales”, explican los directivos de Mozilla. La ley SOPA proponía inicialmente el bloqueo de los sitios que ofrecieran contenidos protegidos, la eliminación de sus enlaces en los buscadores y la sanción de quienes mantuvieran relaciones comerciales o publicitarias con los mismos. El propio promotor de la ley propuso negociar el primer punto ante las críticas de que este tipo de acciones perjudicarían la imagen de Estados Unidos y la gestión de dominios. La medida estaba pensada principalmente para evitar el acceso a sitios albergados en el extranjero. Los críticos consideraron que ello obligaría a los proveedores de acceso a convertirse en policías de la Red.

Algunos usuarios han iniciado su protesta particular a través de las redes sociales: “Twitter, únete a la protesta. Pega esto en Twitter mañana [este mensaje ha sido censurado por el Gobierno de EE UU] visita americancensorship.org”. Otros han convocado encuentros informativos o de protesta.

“El futuro de la comunidad tecnológica de Nueva York está en peligro”, declaraba esta página en la que normalmente se organizan reuniones entre informáticos de la ciudad y que, desde ayer, teñida de negro invitaba a congregarse de urgencia frente a las oficinas de dos senadores del estado.

Medios de comunicación como la radio pública NPR, The Washington Post y The Guardian han creado una iniciativa para ayudar a aquellos usuarios que quieran hacer búsquedas en la enciclopedia online durante su apagón. A través de sus cuentas en Twitter, se han propuesto contestar a mensajes con preguntas con la palabra clave #altwiki. Teniendo en cuenta que Wikipedia tiene 25 millones de usuarios al día, el proyecto para sustituirle es más que ambicioso.

El influyente portal Oreilly, por su parte, aprovechó el comunicado de su respaldo a Wikipedia para argumentar a favor de una solución a la piratería que llegue del propio mercado, no de una intervención gubernamental. La distancia entre estos dos argumentos es la que separa a defensores y detractores dela ley SOPA. “El término ‘piratería’ implica que la amplia presencia de copias no autorizadas de contenido protegido es el resultado de malas actuaciones intentando apresar un mercado legal. Pero la historia nos ha demostrado que esto es principalmente el resultado de un fallo del mercado”.

Para el experto Dan Gillmor, el objetivo de estas leyes es claro: “retirar el control de las herramientas de las masas y centralizar lo que prometía ser el medio de comunicación y de colaboración más abierto jamás inventado”, escribía en The Guardian.

Los opositores a las leyes SOPA y PIPA tienen de su lado a la Administración Obama, que afirmó el pasado viernes que rechazaría cualquier ley que amenazara el dinamismo y la innovación en internet. El respaldo de la Casa Blanca, sin embargo, todavía no se ha mostrado definitivo. Los legisladores del Comité Judicial de la Cámara de Representantes, donde fue propuesta la ley SOPA y durante cuyo debate se dieron a conocer los apartados más polémicos de la normativa, no darán de momento un paso atrás. “El apagón no es más que un truco publicitario”, declaró ayer el congresista republicano Lamar Smith. El principal partidario de la legislación anunciaba así que retomarán la negociación del texto definitivo el mes de febrero, a pesar de que la semana pasada congelaron las negociaciones hasta encontrar más puntos en común entre defensores y detractores.

El exsenador norteamericano Chris Dodd, ahora líder de uno de los grupos de presión más poderosos de la industria cinematográfica, afirmaba en un comunicado (PDF) que la protesta que tiene lugar este miércoles “es un abuso de poder por la libertad de que disponen estas compañías en el mercado actual”. La Asociación Norteamericana del Cine (MPAA, por sus siglas en inglés) defiende que el ‘apagón’ es “un desarrollo peligroso y preocupante ya que las plataformas que funcionan como soporte de información estarán retirando datos intencionadamente para incitar a los usuarios de acuerdo con sus intereses”. Dodd, en defensa de la libertad de acceso a la información de los ciudadanos, protestaba a su vez en contra contra el ejercicio de libertad de expresión de decenas de líderes de empresas online.

España también protesta

La página de la Asociación de Internautas de España, también en negro, se ha unido a las acciones y ha publicado en su página de inicio un mensaje contra la ley estadounidense cuyos objetivos asocia a la española ley Sinde. Víctor Domingo, de la citada asociación, ha indicado a Efe que alrededor de un centenar de páginas web españolas se han sumado al “apagón”, entre ellas Voolive.net, Gurusblog, Barrapunto o los blog del profesor de IE Business School Enrique Dans.

El responsable de Voolive.net, Carlos Urioste, explicaba en Twitter que hoy ha apagado su web “para que nadie la pueda apagar gratuitamente en el futuro”. Durante toda la mañana, el tema más comentado (“trending topic”) de la red de microblogging ha sido “Stop SOPA”. Entre los mensajes que los internautas han lanzado a través de Twitter se han leído cosas como “Histórico: hoy es el primer día de huelga en internet”, que decía la tuitera marilink, o el comentario del abogado Javier de la Cueva que aseguraba que “la discusión de derechos fundamentales contra propiedad ya se dio en la abolición del esclavismo”, comentaba el abogado Javier de la Cueva.

Fuente: http://www.elpais.com/articulo/tecnologia/politicos/EE/UU/reaccionan/divididos/jornada/protesta/Internet/elpeputec/20120118elpeputec_1/Tes

Fuente: http://www.kas.de/wf/en/221.438/

El odio social

Por: Mario Morales
Va a ser difícil extirpar esa desciación que es el gusto por la fiesta brava en estas latitudes.
Y lo es porque más allá de los panegíricos (únicas probables piezas de arte en una de las representaciones más gráficas de nuestra animalidad), las corridas son la puesta en escena de parte de nuestra genética: el odio social.

Por eso no es coincidencia que, junto con la llegada de las temporadas taurinas, como expresión del odio humano por las demás especies detrás de una socorrida superioridad, aparezcan otras manifestaciones impregnadas de inquina que ayudan a sublimar ese instinto patológico que nos define cuando estamos en comunidad.

No de otra manera se entiende la agria recepción que ha tenido la administración Petro, víctima de muletillas y hasta estocadas cuando apenas han transcurrido dos semanas desde su posesión. La rabia por su pasado insurgente y por su intención de gobernar desde lo social y desde el amor, ha delatado a quienes tomaron como una derrota personal, que no han podido superar, la victoria del nuevo alcalde.

El odio incubado tampoco ha permitido mirar los alcances de la carta de Timochenko y su propuesta de retomar el diálogo. La palabra Caguán dispara en la mente nacional, y se entiende, todas las barreras y todos los prejuicios. El rencor enceguece.

Algo similar sucede con todo lo que suene a Chávez. Desde su anunciada recuperación, hasta los nombramientos o cambios en su gabinete. Animadversión instintiva.

Habría que incluir el fuego cruzado de las huestes uribistas, la andanada contra la fiscal, así como las manifestaciones de ese odio social en otros escenarios que han construido sus propios tótems para hacerles el respectivo ritual con cierta periodicidad. Baste con citar los nombres de Bolillo Gómez o Laura Acuña para que buena parte de la opinión “se erice” antes de preparar la artillería. Para no hablar de los foros o de las rencillas e iracundias en las redes sociales.

Por eso a ese odio hay que quitarle las armas, como se vislumbra en Bogotá y otras ciudades, y las representaciones burlescas que legitiman la eliminación del otro como fórmula para calmar nuestras bajas pasiones.

Trato inhumano y amenazas

Por: Mario Morales
Y volvió a crecer la amenaza. Como no había sucedido en los últimos seis años, 121 periodistas la vivieron en carne propia durante 2011, en 94 casos que pudo documentar la FLIP.
Ese fue el factor más perturbador en el ejercicio de la libertad de prensa en un año particularmente difícil, como suelen serlo los de elecciones. Prueba de ello es que de las amenazas, cerca del 20% provinieron de políticos y 18% tuvieron origen en las llamadas bacrim.

De allí el ambiente de autocensura que marcó el cubrimiento del ejercicio del voto, bien por presión directa, pauta publicitaria o por inmersión o contagio de los reporteros en las campañas. En ese cubrimiento brilló por su ausencia el estado real del orden público y la injerencia de grupos ilegales en las decisiones regionales.

Según el informe hubo algún tipo de agresión contra un comunicador cada 53 horas en promedio. Alto, para un país que se ufana de brindar garantías plenas a la prensa. Si bien disminuyeron la estigmatización y el exilio, con dos casos respectivamente, emergió el preocupante trato inhumano, con 22 víctimas documentadas. Nada raro aquí, donde campea la adulación a la hora de la vitrina o el free press como máscara del desprecio y odio que manejan ciertos representantes del poder a la hora de referirse a los periodistas que cumplen con su deber.

Y cuando todo lo anterior no funciona aparece la obstrucción, desde la más cruda hasta las ardides revestidas de legalidad, como pueden certificar por lo menos once de nuestros colegas.

Increíble que Antioquia y Bogotá sean, con Cauca, Arauca, Cesar y Magdalena, las zonas con mayor riesgo para el trabajo periodístico.

Y lamentable que en los primeros once meses de 2011 el balance de la lucha contra la impunidad por el asesinato de periodistas, al que hace seguimiento la FLIP, no sea halagüeño. De 139 casos observados desde 1977, sólo 17 han tenido sentencia condenatoria y 4 tienen resolución de acusación. De 57 no hay información y otros tantos ya prescribieron.

Sin duda, fue un año “desafiante y trágico” para el continente, según la SIP, y para el país, que no ha podido salir de la zona roja que mina nuestra pretendida democracia.

Rumores y profecías

Por: Mario Morales
Tiene muchos apellidos el año que despunta. Comenzando porque es bisiesto, ese tradicional pretexto para echarles la culpa a la luna, los cometas y hasta a las estrellas aún no iluminadas por los fracasos, los errores o la simple incapacidad humana.

Coincide con el inicio, en unos días, del año del dragón de agua en el horóscopo chino, que algunos ven como tiempo de ajuste de cuentas del planeta con sus depredadores.

Como si fuera poco, viene antecedido por los aluviones de charlatanería con interpretaciones acomodadas de las mal llamadas profecías mayas en un mercado en el que uno termina pagando para que lo asusten.

Y a eso súmele el centenario del hundimiento del Titanic, el bicentenario del terremoto de Caracas, dos eclipses solares, la aceleración del tiempo del no tiempo, el fantasma del desintegrado cometa Elenin, las lluvias de siempre. Revuelva y logrará la pócima para tener los nervios crispados todo el año.

Quizás no haya suceso que en estos doce meses no esté vinculado a la creencia de que 2012 es un año hito para la humanidad o para el país, como lo fue 1917 con el terremoto de Bogotá, 1918 con la gripa mortífera, 1985 con las tragedias de Armero y el Palacio de Justicia, 1986 con el cometa Halley o 2001 con el ataque a las Torres Gemelas.

Tanto espíritu apocalíptico habla de la frustración del ser humano por su ineptitud en su misión de preservar la vida; o de su secreta certeza de haber cumplido sin éxito su ciclo; o de su dismorfia, ese trastorno de autoimagen distorsionada; o de su capitulación, disfrazada de presentimiento o profecía.

Para los escépticos será otro año con un día más, en el que se repite y amplía la diferencia entre unas pocas personas obscenamente ricas y una mayoría cada vez más pobre, con las tragedias de siempre en medio del invierno, las balas perdidas, corrupción, manos peludas, entre otras. Con todo , ¡un muy feliz año!

De la nostalgia y homenaje

Por: Mario Morales
Iba a ser distinta, lo sabíamos. Ya no iban a estar la sonrisa fácil, el aire festivo, la celebración sin límite. Tampoco las sumas y restas que antaño fueron fáciles en la cuenta regresiva de todos los días del año esperando la Navidad.

Ya había comenzado a cambiar desde que madre partió y nos dejó esa manía de mirar hacia atrás. Porque antes, los recuerdos sólo eran matices que les daban forma a los días por venir.

Con Carlos, el hermano que lo fue todo a la vez, amigo, papá y fuerza interior, nos recostamos en la nostalgia, asidos de las añoranzas que tenían el olor y el sabor de los ajiacos de mamá, las formas siempre distintas de los pesebres del tamaño de la casa, y los ecos de las voces y la fuerza de los abrazos que construyeron los buenos deseos en medio de brindis que no tenían cuándo acabar.

Fue él quien me llevó a coleccionar la música de todos los diciembres que escuchábamos día y noche sin parar, para tratar de frenar el paso de los tiempos fugaces de cada fin de año.

La ausencia de la vieja que nos enseñó el valor de la constancia, la honestidad y el amor de Dios nos volvió entrañables. Cómplices de verdad. Los años lo fueron despojando de odios, intolerancias y pasiones y nos permitieron ver en él que la generosidad y la paciencia a veces no tienen límite.

Hoy Carlos tampoco está. Y hace falta su alegría, sus chistes flojos, su presencia. Prevalece en la memoria su cara de asombro por el viaje prematuro, en medio de una familia signada por la longevidad.

Ahí, antenoche, estuvieron su plato, su copa, su música, su esposa e hijos, y la ahora renovada costumbre de mirar al pasado para evocar una de las mejores partes de nuestra vida: su compañía, que fue decisiva en nuestras vidas. En la mía.

Brindamos por él, claro, y por la fuerza necesaria para el tiempo que estaremos sin él, como seguramente hicieron decenas de miles de colombianos que esta vez tuvieron esa otra Navidad. La de la ausencia.

Que, con la dispensa de los pacientes lectores, sea este nuestro homenaje. Y que el año que llega y las próximas Navidades, así sean distintas, sean mejores para todos. Así sea.

Suscribir
Facebook
YOUTUBE
LinkedIn
Instagram