Sin categoría

Twitter y los valores fundamentales

24 May , 2012  

(Con Medios Latinos y Europa Press)La compañía de microblogging Twitter enfrenta desde su fundación un doble desafío: generar condiciones que garanticen la libertad de expresión de los usuarios para mantenerlos dentro de la red y no contravenir las reglamentaciones de los países en los que está presente para poder seguir operando desde allí. El pasado 8 de mayo, la empresa volvió a encontrarse entre la espada y la pared, al ser citada por un tribunal penal de Nueva York para entregar mensajes y datos de un usuario. Se trata de Malcolm Harris, quien fue arrestado por bloquear el tránsito en el puente de Brooklyn, durante las protestas del movimiento Occupy. Twitter optó por presentar un recurso y no entregar de momento la información solicitada. “Ayer presentamos una moción en NYC para defender la voz de un usuario”, informó el abogado de la compañía en un mensaje en la red social al que agregó el ‘hashtag’ #corevalues (valores fundamentales). Harris había perdido ya una moción para revocar la citación el pasado abril, porque un juez determinó que Twitter tiene la propiedad de los mensajes que publican sus usuarios. Pero la empresa salió en defensa de Harris al afirmar que en su caso no se aplica ese principio, porque las condiciones de servicio de Twitter permiten a sus usuarios conservar la propiedad del contenido que publican.

Origen: Europa Press
Twitter presenta un recurso ante un tribunal de Nueva York para no entregar datos de un activista detenido
http://www.europapress.es/latam/estadosunidos/noticia-eeuu- twitter-presenta-recurso-tribunal-nueva-york-no-entregar-datos- activista-detenido-20120509121055.html

Sin categoría

El efecto de la palabra

24 May , 2012  

Por: Mario Morales
Por ahora la batalla entre propaganda, comunicación política e información la gana la primera con efectos lamentables ya traducidos en hechos como el atentado a Londoño o el presunto intento al expresidente Uribe en Buenos Aires. (Publica El Espectador)

Y todos tenemos responsabilidad. Primero ellos, los que vociferan en los medios, las redes sociales y en cuanto evento se atraviesa. Luego los medios, que pecando de excesivo “cubrimiento” terminaron por servir de caja de resonancia, y luego los ciudadanos que, por acción u omisión, permitimos, cuando no aplaudimos, que la arena política se convirtiera en una suerte de circo romano.

Si algo agradeció el país a Santos fue la distensión verbal en sus relaciones políticas. Parte de su prestigio se construyó con su imagen de componedor para deshacer los entuertos que nos legó su predecesor.

Pero se dejó llevar de la propaganda insultante de sus adversarios y terminó igualándose en epítetos e indirectas (descalificadoras como esa de “tiburones”, utilizada ayer) que parecen más motivados por orgullo que por un proyecto político. Cae en la trampa de la confrontación, sello y oxígeno de Uribe, aupada en la espectacularización de los medios, futurólogos y comentaristas interesados, que hicieron cuenta regresiva y empujaron, a su manera, a la ruptura pública de los dos políticos. No todo lo que dice o hace Uribe es noticia, a menos que le hagamos juego al inflamil para llenar cuartillas o espacios.

Vale la pena preguntarse si el lenguaje polarizante puede provocar acciones violentas. En coyunturas como la nuestra, un epíteto puede ser incendiario. Por eso se entiende la conveniencia de mantener en privado temas como acercamientos con grupos ilegales.

Pero sobre todo hay que recordar que genocidios y violencias no sólo se pueden evitar sino que hacerlo es una tarea prioritaria, que involucra a toda la sociedad, como lo documenta el USHMM (United States Holocaust Memorial Museum), en una interesante estrategia que comienza por el adecuado uso de la palabra.

Sin categoría

Infame

24 May , 2012  

Por: Mario Morales
No es que hubiéramos vuelto a las mismas, es que no hemos salido de ese orificio profundo. Como en un acto reflejo, luego del vil atentado terrorista de ayer en Bogotá, vino a la memoria esa ráfaga de acciones criminales con las que algunos quieren decidir por todos, oponerse a acuerdos o atravesarse en el camino. (Publica El Espectador)

Y eso es lo peor, que confrontando con bombazos el futuro nos hemos quedado congelados, igual que antes.

Por eso no cabe aquí ninguna comparación con tiempos recientes; dramáticamente nos repetimos en la estupidez . Tampoco cabe justificación alguna por posiciones ideológicas o políticas. Un acto de tal barbarie no tiene ningún fundamento.

Se especulará que el ambiente estaba caldeado, que las posiciones de las extremas, insufladas de odio, fueron sopa de cultivo; que las fuerzas oscuras de siempre extendieron su mano negra para advertir sobre leyes, para deslegitimar acuerdos, para subvertir tendencias; que son cortinas de humo para distraer atenciones, para desviar miradas; o la suma de todas las anteriores…

Lo cierto del caso es que ya había señales preocupantes de desmesura: el atentado contra Mónica Roa; las amenazas renovadas contra Piedad Córdoba; entre otros.

Por eso lo de ayer merece todo el rechazo nacional. No puede ser el impulso para una espiral desaforada de bandos violentos por controlar la situación o influir en las corrientes de opinión. Si apostamos por democracia, tienen que caber las opiniones de Fernando Londoño, Piedad Córdoba, las minorías y de todos aquellos que dentro de la ley participan en la construcción de un país diverso, plural e incluyente.

La solidaridad no hace distingo con las víctimas, y hoy Londoño, los heridos y fallecidos en el acto de ayer, lo son. Respaldarlas, sobre toda ideología, es respaldar la civilidad y el derecho, y es un ¡No más! rotundo a toda violencia o terrorismo que nos quieran mantener sumergidos en el oscuro pasado.

Sin categoría

Estrategias en obra negra

24 May , 2012  

Por: Mario Morales
Con el maquillaje que le puso el gobierno Santos al inviable y aún amorfo proyecto de reforma tributaria se despejó toda duda del cariz propagandístico con visos electorales que tienen todas sus actividades. (Publica el Espectador)
Se trata de un globo sonda, como dicen los estrategas, con doble objetivo. El anuncio de IVA del 5% a alimentos de la canasta familiar con devolución para los más pobres, no es sólo populista sino demagógico. Si bien no le apuesta a encuestas del momento, como con cierta soberbia ha dicho Santos, es otro guiño para cautivar a ese electorado que no le cree, que no aparece en sondeos, pero que es decisivo en las urnas.

Es parte de una conocida táctica para ambientar esa reforma, escandalizando donde más le duele a la opinión pública para luego proponer un proyecto más blando y que sí pase, con la imagen de un presidente conciliador, como está ocurriendo en el trámite de ese remedo de reforma a la justicia y en el del polémico marco jurídico para la paz. Todo a medio hacer.

Globo de ensayo fue el anuncio de las cien mil viviendas, como se ha venido a saber con el salvavidas que les lanzó Gustavo Petro con la oferta de terrenos en Usme y de edificios y bodegas baldíos, ante la carencia de terrenos para construir. Ese globo dice por una cara Santos 2014 y por la otra Vargas Lleras 2018, o antes si la otra parte se desinfla.

Ese salvavidas tendría un costo, como dijo CM&: la eventual adjudicación de un porcentaje de esas viviendas por parte de la Alcaldía de Bogotá, convertible en aventón en el bus de la campaña presidencial: Petro en 2018, o Navarro Wolff en 2014. ¿Tiene algo que ver su renuncia a la Secretaría de Gobierno de la ciudad? Tal vez era mejor no poner todos los huevos en la misma canasta. No sería extraño que Progresistas deje de ser movimiento y se convierta en partido liderado por Navarro.

Mientras, ¿Angelino busca con un nombramiento distancia de Santos para venir a enfrentarlo? ¿El uribismo no tiene a nadie más que a Óscar Iván Zuluaga? ¿Y el general Naranjo cederá a uno de tantos coqueteos?

Terminó la calma chicha. De regreso a la estrategias. Unos se frotan las manos y el país en obra negra.

Sin categoría

¡A despertar!

3 May , 2012  

Por: Mario Morales
Fue como una bofetada. La suerte del corresponsal francés Roméo Langlois luego del combate entre guerrilla y Ejército en Caquetá nos despierta a dilemas nunca superados, que escondimos como mugre bajo la alfombra. (Publica el Espectador)

1. Está claro que el conflicto armado sigue con toda su crueldad e intensidad allende de acercamientos en busca de diálogo.

2. Seguimos con el deshonor de ser un país altamente peligroso para el periodismo, especialmente cuando se ejerce.

3. Hay imprudencia del reportero al no seguir protocolos de autoprotección. Usar prendas o transportes de una de las partes en conflicto lo convierte en objetivo del adversario.

4. Desde un escritorio es facilista dirimir el dilema del periodista entre cubrir una noticia y usar la única alternativa para ello, que le puede restar independencia y seguridad. Pero ¿de qué sirve la independencia si no se informa? Asumir el riesgo sólo corresponde a la conciencia del reportero, que lo único que necesita ahora es respaldo.

5. Hay irresponsabilidad de la Fuerza Pública al aceptarlo en el operativo portando elementos suyos. El usufructo mediático no vale lo que una vida o su libertad.

6. Habría torpeza de la guerrilla si no lo deja libre de inmediato, comprobado como está que es corresponsal del canal France 24, avalado por su jefa de redacción.

7. ¿Y porqué no había periodistas colombianos en la zona? ¿No nos interesan esos temas? ¿No dan rating? ¿Hay fatiga? ¿Le ‘compramos’ la estrategia a Uribe, quien para ocultar la guerra prohibió presencia de reporteros en zonas rojas? ¿No hay libre acceso a esa información? ¿A tal punto llega la autocensura?

8. ¿Periodismo, organizaciones y academia bajamos la guardia antes de tiempo?

9. ¿No es hora de volvernos a pensar en este oficio cuando no se puede ejercer en la mitad de nuestro territorio?

10. ¿El debate vale también para otros ámbitos, como el uso de transportes y facilidades que gobiernos nacional y regionales dan a periodistas que cubren sus giras?