Por Héctor Rincón

hrincon@lahoja.com.co

Que es muy difícil la neutralidad en medio del fuego cruzado de palabras, de versiones y de intereses y también de balas, es muy difícil, sin duda; pero es que si algo hay que pedirle al periodismo es distancia para que la opinión pública tenga al menos el recurso de recurrir a él como al pedacito de ecuanimidad que queda. Que nos queda.

Eso no está pasando. Tanto no está pasando, tan contaminado de rencillas y de partidismos está este periodismo colombiano de ahora, que son miradas externas las que nos hacen caer en cuenta del camino errado por el cual vamos, como acaba de ocurrir con el diagnóstico sincero que ha hecho Miguel

Suscribir
Twitter
Visit Us
Follow Me
YOUTUBE
LinkedIn
Instagram