Una encuesta realizada por un sitio de Internet chino especializado en el mercado de empleos reveló que el 80% de los periodistas de ese país quisiera dejar de serlo. Se manifiestan cansados por los bajos salarios y la falta de incentivos: el 60% de los reporteros chinos cobran menos de 370 dólares mensuales, y sólo el 6,6% percibe 986 dólares por mes, el sueldo máximo del sector. A ello se suma la censura que ejerce el gobierno, que incluso llega a los sitios de Internet, y que ha llevado a 64 «cyberdisidentes» y a 31 periodistas a la cárcel en los últimos años, entre ellos Zhang Lin, que fue condenado a pasar cinco años en prisión por su trabajo. Información publicada por el diario Clarín (Argentina)
En China hay 750.000 periodistas, pero el 80% quisiera dejar de serlo. Zhaopin.com es un sitio de Internet chino especializado en el mercado de empleos, y realizó una encuesta virtual entre los profesionales de los medios de ese país. Los resultados son sorprendentes. Si pudiera, la mayoría buscaría horizontes laborales fuera de los medios mismos. Se manifiestan cansados por los bajos salarios y la falta de incentivos. El diario oficialista China Daily informó que el 60% de los reporteros de ese país cobran menos de 370 dólares mensuales, y sólo el 6,6% percibe 986 dólares por mes, el sueldo máximo del sector Ni una palabra en esa publicación acerca de la censura que ejerce el gobierno chino, también sobre los sitios de Internet y que ha llevado a 64 «ciberdisidentes» y a 31 periodistas a la cárcel en los últimos años, como Zhang Lin, que fue condenado a pasar cinco años en prisión por su trabajo.

Los apólogos del régimen como el profesor de Periodismo de la Universidad de Pekín, Li Kun consideran que «en comparación con el salario medio nacional al año (1.000 dólares anuales), los reporteros en China ganan más que sus colegas occidentales». A la vez, remarcan que «los periodistas especializados en la industria automotriz, el mercado inmobiliario y las tecnologías de la información, pueden llegar a cobrar salarios aún más elevados». Hay sin embargo, un dato muy ilustrativo: la mayor parte de los periodistas trata de no asistir a las conferencias de prensa dadas por funcionarios oficiales, y no sólo por la censura que los obliga a no hacer preguntas incómodas, sino también porque no tienen plata para los viáticos. Según consigna un informe de la agencia EFE, son muchos los que piden una «propina» por acudir a una conferencia de prensa. La propina está tabulada y para ese tipo de menesteres se les otorga un sobre con 300 yuanes (37 dólares) para «compensar la penuria y asegurarse de que escribirán algo positivo».

Suscribir
Twitter
Visit Us
Follow Me
YOUTUBE
LinkedIn
Instagram