Remite Centro de Solidaridad Federación Internacional de Periodistas
Ceso-FIP

La Fiscalía Tercera Especializada de Barranquilla, dictó, este jueves, medida de aseguramiento contra el periodista Fredy Muñoz Altamiranda, corresponsal de TeleSur en Colombia, detenido el pasado 19 de noviembre por los supuestos delitos de rebelión y terrorismo.
La defensa de Muñoz aseguró que esta decisión fue tomada con base a testimonios inconsistentes de informantes profesionales que han permanecido por más de cuatro años en la nómina de la inteligencia militar colombiana.
Fredy Muñoz fue capturado en el aeropuerto El Dorado de Bogotá, cuando regresaba de Caracas luego de recibir una capacitación del canal gubernamental venezolano. A pesar de la múltiples solicitudes en sentido contrario, el 21 fue trasladado a Barranquilla para ser escuchado en indagatoria por el fiscal delegado ante el Departamento Administrativo de Seguridad, DAS, Manuel Molano, quien asegura que el colega es miembro del 37 frente de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC, que opera en la costa Atlántica colombiana.
Se le acusa de, presuntamente, haber participado en atentados terroristas en Cartagena y Barranquilla durante el año 2002, según testimonios de tres supuestos ex guerrilleros e informes de inteligencia de de la Fuerza Naval del Caribe.
Los informantes aseguraron que el periodista participó en tres atentados dinamiteros y, como resultado de uno de ellos, tenía cicatrices de quemaduras en el cuerpo. Esa versión quedó sin piso tras una evaluación médica forense que, según observadores, demuestra la inocencia del comunicador.
El 30 de noviembre, el periodista envió un comunicado en el que solicitó no ser trasladado a la ciudad de Cartagena, como inicialmente se informó, argumentando que allí no se le garantizan el derecho a la vida, ni al debido proceso.
La semana pasada más de cuatrocientos periodistas enviaron una carta dirigida al presidente de la República, el Fiscal General de la Nación y el defensor del Pueblo, solicitando una investigación ceñida estrictamente a los parámetros legales.
Por su parte, el director del Centro de Solidaridad de la Federación Internacional de Periodistas, Ceso-FIP, comentó. “Llama la atención, la celeridad y diligencia de los organismos de investigación en este caso. Si actuaran con el mismo ímpetu frente a los crímenes de periodistas, no pendería sobre nuestras cabezas esta terrible impunidad que llega a un 99%. En la colectividad periodística hay un margen de duda razonable sobre la culpabilidad de Fredy, por quienes lo conocen, y por lo común en que se han convertido los juicios a inocentes acusados de terrorismo, con base a testimonios de informantes que buscan utilidad económica. Eso, por no mencionar al anterior director del DAS, hoy acusado de vínculos con grupos paramilitares, fraude electoral y enriquecimiento ilícito”.

__________________________________________________

Suscribir
Twitter
Visit Us
Follow Me
YOUTUBE
LinkedIn
Instagram