La organización Reporteros Sin Fronteras (RSF) acusó a los paramilitares y a las FARC de presionar a los medios de comunicación hasta el punto de que algunas regiones de Colombia se han quedado sin informadores ante las crecientes amenazas y riesgos. “Las FARC son especialistas en el sabotaje de antenas o en atentados contra medios de comunicación, en particular cuando las relacionan con el tráfico de drogas Con la llegada de Raúl Castro al poder, la organización ha notado un cambio en la estrategia del régimen para intimidar a la prensa: se han sustituido las largas estancias en prisión de los últimos años por pequeños actos de presión, detenciones preventivas a periodistas y otras amenazas veladas.

RSF recordó que 26 periodistas siguen en las cárceles castristas y que el mes pasado el periodista independiente Óscar Sánchez Madan fue condenado en un juicio sumarísimo a cuatro años de prisión por “peligrosidad predelictiva”. Era el tercer periodista condenado por este “delito” desde el relevo provisional al frente del régimen cubano.

Tampoco ha mejorado la situación en Colombia, donde continúan dos predadores: el jefe paramilitar Diego Fernando Murillo Bejarano y el guerrillero Raúl Reyes (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC).

RSF acusa a paramilitares y a las FARC de presionar a los medios de comunicación hasta el punto de que algunas regiones del país se han vaciado de informadores ante la imposibilidad de soportar las amenazas.

Las FARC son especialistas en el sabotaje de antenas o en atentados contra medios de comunicación, en particular cuando las relacionan con el tráfico de drogas, según RSF.

La organización defensora de la libertad de prensa recuerda que entre 1997 y 2005 medio centenar de periodistas fueron secuestrados por la guerrilla. Los periodistas sufren también la presión de grupos reconstruidos por paramilitares desmilitarizados, como los Águilas Negras, que intimidan, sin olvidar que son sospechosos del asesinato en febrero de 2006 del periodista radiofónico Gustavo Rojas.

El presidente de Laos entra en la lista después de que asumiera el poder en junio de 2006 y de que RSF comprobara que no ha hecho nada para mejorar la situación de la prensa en el país.

Suscribir
Twitter
Visit Us
Follow Me
YOUTUBE
LinkedIn
Instagram