El histórico diario Izvestia pasó ayer a control del Kremlin con la compra del 50,19% de su paquete accionario por parte de Gazprom, la poderosa compañía rusa de gas. Esta movida estatal alimenta el temor a la concentración de medios bajo la órbita gubernamental y a un intento del presidente Vladimir Putin de buscar el control de la prensa escrita con la mira puesta en las elecciones de 2008.
Izvestia fue fundado en 1917 como órgano de difusión de la triunfante Revolución Bolchevique. Con la caída de la Unión Soviética en 1991, luego de un período de crisis, se convirtió en un diario privado de tendencia liberal que hoy lidera las ventas.
La noticia puede leerse en Clarín (Argentina).

PUBLICADO EL 6 DE JUNIO DE 2005

Vladimir Putin se preapara para las elecciones del 2008

Tiempo estimado de lectura 0′ 49»

Su tirada es de 234.000 ejemplares diarios; es uno de los pocos diarios moscovitas que se distribuye en el interior del país y, en la última década fue considerado una de las voces independientes de mayor prestigio.
Con esta compra, Gazprom Media, unidad de negocio editorial de la empresa monopólica de gas, agrega el diario a los medios de comunicación que ya controla como el popular canal de TV NTV, el grupo de radio y televisión Ecos de Moscú y varias revistas como la conocida Itogui.
El resto del paquete accionario de Izvestia permaneció en manos de la empresa privada controlada por Vladimir Potanin, uno de los más importantes empresarios de Rusia y magnate de la industria minera siberiana.
«Alcanzamos un acuerdo recíprocamente conveniente, a condiciones de mercado», se limitó a decir el presidente de Gazprom Media, Nikolai Senkievic, al negar maniobras políticas detrás de la operación. Izvestia hasta ayer era de propiedad de la editorial Prof-Media.

Suscribir
Twitter
Visit Us
Follow Me
YOUTUBE
LinkedIn
Instagram