Cuando los medios informan sobre las guerras o los desastres, ¿por qué se anuncia el número de víctimas antes de que se cuenten los muertos? ¿Y cuál es el efecto de ésto en la democracia? Jean Seaton, autora de Carnage and the Media, analiza el juego de los números.

Por Jean Seaton
Profesora de Historia de los Medios en la Universidad de Westminster en Londres. Es coautora (con James Curran) del libro clásico Poder sin responsabilidad, y hace poco fue nombrada historiadora oficial de la década del 80 de la BBC.

A medida que los huracanes Katrina y Rita se van olvidando y se establece algún orden en sus secuelas, la magnitud de lo que sucedió todavía se está desplegando. El papel de los reportajes sobre las tragedias también está siendo analizado.

En esto se incluyen los temas candentes de la desigualdad y la forma en que nuestras catástrofes modernas, sin duda estimuladas por el hombre, tienen seguramente efectos causados por él. Los huracanes, como las hambrunas, producen mapas precisos de desigualdad, que en forma escandalosa hacen pública toda clase de discriminaciones generalmente ocultas.

También está el enfoque de los medios sobre el Katrina, al decir primero que el huracán “no era tan malo como se esperaba

Suscribir
Twitter
Visit Us
Follow Me
YOUTUBE
LinkedIn
Instagram